Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A la fecha, no existe ninguna sanción económica ni administrativa a las escuelas pese al incumplimiento generalizado de los lineamientos que prohíben la venta de comida chatarra y bebidas azucaradas al interior de éstas, denunció Liliana Bahena, coordinadora de la campaña Escuelas Saludables de El Poder del Consumidor.
«Estos lineamientos hablan de dos tipos de sanciones referenciando a la Ley General de Educación, que es la sanción administrativa, que es la revocación oficial de estudios, que nos parece creer que es el director o la escuela quienes deberían ser sancionados, pero es un poco confuso, y las sanciones también pueden ser económicas. Hasta el momento no hay registro de ninguna sanción», advirtió.
La activista aseguró que, según estudios del Instituto Nacional de Salud Pública, al interior de los planteles más del 80 por ciento de la venta son galletas, pastelillos, botanas y bebidas azucaradas, y menos del 5 por ciento de frutas y verduras y hay limitación al acceso al agua potable.
Además, los escolares consumen más del 50 por ciento de las calorías dentro de las escuelas.
Dijo que el incumplimiento ha sido mayor al pasar los ciclos escolares, lo que indica, apuntó, que hay un abandono de esta política conforme pasan los años, la cual fue diseñada en 2010, actualizada en 2014 y vigente hasta ahora.
Asimismo, señaló una preocupación ante el regreso masivo a clases, pues la regulación en la práctica es inexistente y los alumnos están expuestos a ambientes obesogénicos que les generan riesgo como malnutrición, obesidad, enfermedades crónicas prematuras y mayor riesgo de contraer Covid-19.
Ante ello, el Poder del Consumidor urgió a la CNDH para que la SEP modifique, aplique y cumpla eficazmente los lineamientos para el expendio y distribución de alimentos y bebidas preparadas y procesadas en las escuelas.

¡Participa con tu opinión!