London (United Kingdom), 06/07/2020.- Son Heung-Min of Tottenham attempts to score against Everton defender Yerry Mina and goalkeeper Jordan Pickford during the English Premier League match between Tottenham Hotspur and Everton in London, Britain, 06 July 2020. (Jordania, Reino Unido, Londres) EFE/EPA/Richard Heathcote/NMC/Pool EDITORIAL USE ONLY. No use with unauthorized audio, video, data, fixture lists, club/league logos or 'live' services. Online in-match use limited to 120 images, no video emulation. No use in betting, games or single club/league/player publications.
Staff
Agencia Reforma

LONDRES, Inglaterra.- El Tottenham logró una apretada victoria, la cual fue eclipsada por un intenso conato de bronca entre dos de sus propios jugadores.
Un gol del argentino Giovani Lo Celso sirvió a los Spurs para derrotar 1-0 al Everton en un encuentro marcado por un encontronazo entre Hugo Lloris y Heung-Min Son.
Y es que los tres puntos fueron lo de menos para la escuadra dirigida por José Mourinho, quien tuvo que ver cómo su capitán, Lloris, y uno de sus mejores jugadores, Son, se enfrascaron en una disputa al descanso.
El filo del entretiempo, el arquero francés reprochó airadamente y le dio un empujón a Son. Giovani Lo Celso y Harry Winks intervinieron para calmar a sus colegas antes de encaminarse al vestuario. Poco antes, Son perdió un balón y el brasileño Richarlison dejó ir una ocasión de anotar para Everton con un remate desviado.
Pero Son había participado en la gestación del único gol del partido. El delantero surcoreano filtró un balón hacia Harry Kane, quien lo acomodó para el remate del argentino Lo Celso y Michael Keane acabó desviándolo al fondo de su propia meta.
Todo pareció estar calmado en Tottenham al regresar para el segundo tiempo, con Lloris dándole un abrazo a Son al salir del túnel.
El estilo precavido de ambos conjuntos provocó que no hubiera más goles y apenas unas contadas ocasiones de peligro para los dirigidos por Mourinho que se conformaron con la victoria por la mínima y Carlo Ancelotti no acertó con algo que le ayudara a sacar algo positivo de Londres.
Los Spurs mantienen la esperanza de alcanzar puestos europeos y se colocan octavos con 48 puntos, a cuatro del Wolverhampton, que se ubica sexto.