Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Pese a la polémica que suscitó su estreno, al que se opusieron desde un inicio los herederos de Vicente Fernández, la bioserie no autorizada del cantante, El Último Rey. El Hijo del Pueblo, fue un éxito de audiencia.
De acuerdo con un comunicado de TelevisaUnivisión, la emisión registró un alcance de poco más de 33 millones de televidentes.
«La producción y el elenco que participó en la realización de esta serie, agradecen la preferencia del público televidente», señaló la compañía.
La historia, protagonizada por Pablo Montero, Iliana Fox, Vince Miranda y Emilio Osorio, se vio envuelta en un escándalo días antes de su estreno, cuando un Juez Civil exigió que no se transmitiera, luego de que María del Refugio Abarca, viuda de ‘Chente’, denunciara una infracción de derechos de autor.
Sin embargo, tras varios días de conflicto, la televisora lanzó la primera temporada, del 14 al 25 de marzo.
Según el comunicado, una segunda temporada arribará en mayo, con 20 episodios más.
«Todos los que participamos en este proyecto trabajamos para ofrecer a las audiencias un producto de la mejor calidad, que presentará, de manera respetuosa y objetiva, momentos destacados la vida de una de las figuras más importantes de la música mexicana, el inolvidable ‘Charro de Huentitán'», indicó Juan Osorio, productor de la serie.
«En lo personal, quiero manifestar mi más profundo agradecimiento para la audiencia que nos favoreció con su preferencia. Para ellos trabajamos y su aceptación es lo más importantes para nosotros. Muchas gracias».
El Último Rey. El Hijo del Pueblo está basada en la obra periodística «El Último Rey», de Olga Wornat, en la que se abordan momentos significativos de la vida del cantante.

¡Participa con tu opinión!