Adrián Basilio 
Agencia Reforma

CDMX. -Imprudencia, irresponsabilidad, riesgoso y hasta con tintes políticos… así se percibe en la comunidad de corredores el que las autoridades de la Ciudad de México no hayan cancelado el maratón programado para el 30 de agosto pese a que la pandemia por COVID-19 no da tregua en la capital del país.
A maratonistas experimentados, entrenadores y promotores de carreras les sorprende que el 42K citadino no se haya cancelado o pospuesto cuando otros maratones, como Nueva York o Berlín, de los más importantes del mundo, agendados para noviembre y septiembre, respectivamente, ya fueron descartados este año.
Extraña también por qué el Gobierno de la Ciudad de México y el Instituto del Deporte de la CDMX no se han pronunciado cuando apenas el miércoles pasado el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseveró que en México aún no se pueden hacer eventos masivos.
“No entiendo el motivo o qué interés se tiene para que no lo cancelen. Sería una imprudencia que se hiciera, un riesgo para la salud de los corredores. Ni los élite participarían en él”, considera el entrenador Enrique Hernández, guía de los maratonistas clasificados a Tokio 2020, Juan Pacheco y José Santana.
“Conociendo a Rodrigo Dosal (titular del Indeporte), creo que tiene mucha presión porque, en toda lógica y como alguien que ha corrido maratones en muchos lados del mundo y también como organizador de carreras, no me hace sentido por qué él no lo ha cancelado aún. ¿Por negligencia, por aferrase?, no sé, pero ya lo debían haber cancelado”, afirma Andrés Ornelas, presidente de la asociación Amigos de los Viveros de Coyoacán.
“La realidad es que no creo que lo lleven a cabo. Sería una verdadera irresponsabilidad porque todavía no sabemos cuándo estaremos en semáforo verde”, indica Antonio Lozano, presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA).
Todos los entrevistados coinciden que los corredores no han tenido la preparación adecuada justamente por el confinamiento y el cierre de espacios públicos para realizar las rutinas de carrera, situación que impedirá a muchos inscribirse al Maratón CDMX.
También cuestionan cómo el Medio Maratón se pasó del 26 de julio al 25 de octubre, mientras que el Maratón no se aplazó.

ASÍ LO DIJERON
“Lo mejor es que lo pospongan y que así en octubre se haga el medio maratón y en noviembre o diciembre el maratón, porque, si el medio ya se había reprogramado, ¿cómo vas a poner el maratón antes? Tengo corredores que se habían inscrito desde el año pasado y ahora hay que ver cómo le van a hacer”.
Benjamín Paredes
Ganador del maratón CDMX en 1997 y entrenador

“Creo que definitivamente se va a suspender; digo, se acaba de suspender Nueva York, uno de los más importantes del mundo. La suspensión es lo más ideal.
Antonio Lozano
Presidente de la FMAA

“Lo están alargando, esa es la respuesta por lo de la pandemia y por ello están muy herméticos. En mi opinión, no veo condiciones de realizar no solo el maratón sino en general no deberían realizarse ninguna carrera hasta el próximo año. Correr es de bajo riesgo, pero, al hacerlo con más de 500 corredores, se vuelve un riesgo muy alto”.
Directivo de operadora de carreras que pidió anonimato

“Debió cancelarse ya porque no creo que la comunidad de corredores respondiera al maratón. Creo que el maratón debe generar bastantes ingresos y todavía están apostando a tenerlos, no nos consta, no sabemos cuantificar es una suposición. Igual ya tienen hechas las playeras, los paquetes, no sé, y habrá que ver si los patrocinadores estén dispuestos a entrarle o no”.

Maru Ornelas
Fondista y organizadora de carreras
“Valdría la pena que lo pospusieran, a lo mejor para noviembre o diciembre, creo que no habría tanto problema porque las condiciones son diferentes (estos meses), pero eso ya le va a tocar decidirlo a las autoridades”.
Rodolfo Gómez
Campeón maratón CDMX en 1987, sexto lugar maratón de Moscú 1980