Renata Tarragona
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El levantamiento de restricciones y la reactivación de negocios y actividades han impulsado la recuperación del sector restaurantero.
La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) prevé que al cierre de este año los ingresos del sector se ubiquen entre 60 y 70 por ciento con respecto a los reportados en 2019.
El PIB restaurantero en 2019 fue de 300 mil millones de pesos, en 2020 bajó a 140 mil millones y para este año se prevé llegar a los 250 mil millones de pesos.
«Venimos en franca recuperación, conforme el proceso de vacunación avanzó en casi todas las entidades y los gobiernos de los estados levantaron las restricciones de aforo y horarios nos vimos bastante favorecidos.
«Que más de 80 por ciento de la población esté vacunada da motivo a la gente para tener confianza y empiezan a regresar a los establecimientos, a salir de noche y eso se ve reflejado en las ventas y ocupación», dijo Germán González, presidente de la Canirac.
De los 400 mil empleos perdidos en la pandemia se han recuperado entre 65 y 70 por ciento.
Según el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (Cicotur), a septiembre, los empleos asegurados en servicios de alimentos y bebidas fueron 633 mil 297, casi 14.3 por ciento abajo de lo reportado en enero de 2020.
No obstante, si bien se anticipan más reaperturas y aperturas de nuevas unidades de negocio en lo que queda del año y a 2022, tomará de dos a tres años para que la industria recupere el tamaño que tenía antes de la pandemia, pues hay que recuperar el flujo de capital y tomará tiempo hacer las adecuaciones para iniciar operaciones.
El reto, señaló González, estará en la accesibilidad a créditos bancarios, misma que se ha visto mermada desde el año pasado por un menor apetito de los bancos por el sector.
Aunque, por el otro lado, hay una mayor apertura por parte de los arrendadores de locales a conceder facilidades para la integración de nuevos restaurantes.

¡Participa con tu opinión!