Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó un total de 2 mil 598 millones de pesos por pagos indebidos en diversas fases de construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco, el cual fue cancelado por la actual administración.
La obra estaba a cargo del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.
De acuerdo con el informe, hay en total mil 596 millones de pesos relacionados con irregularidades en Proyectos Ejecutivos del Edificio Terminal de Pasajeros que incluía vialidades de acceso y estacionamiento, y otras instalaciones presentaron irregularidades en su contabilidad y fueron clasificados como indebidos.
“No se acreditó que, en los conceptos de plataforma militar, aérea de autoridades y memorias de cálculo se cumpliera con los alcances de los términos de referencia, así como con la entrega y aceptación de los productos finales de acuerdo con el programa de ejecución”, indicó.
De ese primer monto, en 923.1 millones de pesos no se acreditó la realización de acompañamiento arquitectónico, ni el control de los precios unitarios.
Otros 128.7 millones fueron por la incorrecta determinación y aplicación del factor de ajuste de costos y 308.8 millones fue debido a que no se justificaron de manera fundada y explícita la necesidad de ejecutarse fuera del catálogo original considerado en convenios modificatorios.
El resto de los recursos señalados con irregularidades corresponden a la falta de acreditación en la entrega-recepción, no acreditación del cumplimiento y autorizaciones improcedentes.
Asimismo, en el proyecto de Texcoco, la Auditoría encontró un total de mil 2 millones de pesos por pagos indebidos en la realización del sistema de precarga e instrumentación geotécnica e infraestructura de pavimentos y obra civil para la navegación de las pistas 2 y 3.
Determinó que existen seis promociones de responsabilidad administrativa por los 2 mil 598 millones de pesos e incluso, durante el transcurso de la auditoría, señaló, se emitió un oficio para solicitar la intervención del Órgano Interno de Control con motivo de cuatro irregularidades detectadas.
La ASF presentó ayer el último paquete de auditorías de la Cuenta Pública 2018, y calculó un monto de 28 mil 876.9 millones de pesos como recuperaciones probables.