De acuerdo a la socióloga e investigadora de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Grecia Valencia se hace necesaria la existencia de baños mixtos en las plazas y espacios de recreación pública para evitar incomodidades, violencia, discriminación y exclusión hacia las personas que cuentan con una diversidad sexual y de género. “Todos los entrevistados declaran haber tenido problemas en el momento de ingresar a los baños públicos y de sus establecimientos de trabajo cuando sus cuerpos se encontraban en una situación de incongruencia o eran no binarios, es decir, cuando se concebían como lesbianas masculinas o se encontraban en tránsito (lesbianas transexuales ya que ocasiones fueron las autoridades de seguridad municipal o estatal los encargados de sacarlos de dichos espacios de dominio público por no tener una congruencia con su género biológico”.
Por lo tanto, Valencia instó a las autoridades estatales y locales a urgir a su gente en “la capacitación y gestión de políticas públicas que permitan informar y sensibilizar al personal administrativo y de servicios de las instituciones públicas y privadas a nivel federal, estatal y municipal en materia de discriminación hacia la diversidad sexual y de género, poniendo un énfasis en el caso de las personas con una diversidad de género o con una expresión de género no binaria”, pues por desinformación e ignorancia, se propician prácticas discriminatorias.