Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 18-May-2022 .-Los trabajadores mexicanos ganan menos que hace 30 años años a pesar de que cuentan con más escolaridad y laboran más, informó el ex vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Santiago Levy.
Durante la presentación del Índice de Competitividad Estatal 2022, elaborado por el IMCO, señaló que si bien los ingresos laborales de todos hoy son más bajos, los que más han caído son los de las personas con mayor escolaridad.
El miembro senior del Programa de Desarrollo y Economía Global de Brookings indicó que un empleado con educación superior gana 101 por ciento más que uno con menos escolaridad
Esta cifra, informó, es 44 por ciento menor a la de tres décadas atrás.
Levy explicó que esto ha cerrado las brechas entre los empleados de mayor y menor educación, pero no porque estos últimos hayan mejorado sus condiciones de trabajo.
«Lo que sorprende es que los salarios de todos han caído, pero los que más han caído son los salarios de gente con más escolaridad. En 1990, un trabajador con educación superior ganaba 145 por ciento más que alguien sin escolaridad; 30 años después, la brecha se cerró, y no porque subió el salario de la baja escolaridad, se cerró porque cayó el salario de los de más escolaridad», precisó.
Esto significa, advirtió, que el País no está utilizando el talento que genera su sistema educativo.
El ex subsecretario de Hacienda detalló que en 1990, el ingreso real por hora de las personas con educación superior era de 67.83 pesos; para 2019 cayó a 45.43 pesos.
Para los empleados con educación media superior la cifra descendió de 35.52 a poco más de 25 pesos en el mismo lapso, mientras que para aquellos con educación básica cayó de 27.5 a 22.5.
Levy sostuvo que el mercado laboral en México no cumple con su función social y económica.
Explicó que en los últimos años, la tasa de participación laboral en el País ha aumentado, sobre todo por una mayor inclusión de las mujeres.
Además, la tasa de desempleo en las últimas tres décadas ha sido constante, por lo que descartó que se trate de un problema, hoy la fuerza laboral tiene más escolaridad y los mexicanos son los que más horas trabajan, después de los colombianos.
Indicó que en México se trabajan entre 46 y 47 horas semanales, es decir, 26 por ciento más del promedio de la OCDE.
A pesar de ello, advirtió, el estancamiento de los salarios promedio y la caída en los retornos a la educación evidencian que el mercado laboral en México no cumple con su objetivo económico.
El economista apuntó que mientras el País cuente con un mercado laboral disfuncional, no será posible alcanzar una economía próspera y una sociedad incluyente.
«El mercado laboral en México funciona muy mal, no hay un solo País en el mundo que tenga una economía próspera y una sociedad incluyente con un mercado laboral disfuncional. Ese es nuestro principal problema económico y social al mismo tiempo», advirtió.

¡Participa con tu opinión!