Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), señaló que en cuanto a robo de vacunas antiinfluenza, se considera más grave el perpetrado en las unidades públicas de salud por el mismo personal.
Indicó que el llamado “robo hormiga” es más importante porque se sustraen dosis que están destinadas a aplicarse de forma gratuita.
“Este fenómeno es mucho más importante que los robos de mayor cantidad. Son robos hormiga que se dan en todas las instituciones”, señaló.
Ante ello, recordó a la población que la marca Vaxigrip es exclusiva del sector salud y su comercialización es ilegal. Además de que la marca Fluzone, destinada al ámbito privado, estará disponible hasta noviembre.
Finalmente, indicó, autoridades de justicia continúan las investigaciones para esclarecer el robo de dosis antiinfluenza y de oncológicos.