De acuerdo con estimaciones de la bolsa de trabajo OCC, el 24% de las organizaciones, principalmente del sector privado, han adoptado estilos de trabajo móvil en México. Para ello utilizan los diversos dispositivos tecnológicos para que los empleados desempeñen sus actividades sin estar físicamente en sus oficinas.
En la actualidad, a pesar de la resistencia de algunos, buen número de empresas u organizaciones han ido modificando sus esquemas de trabajo en la búsqueda de una mayor flexibilidad para sus colaboradores y beneficios económicos para la propia empresa. La modalidad de “Home Office” es una de las prestaciones laborales que más ha crecido en los últimos años.
La Red Mexicana de Investigadores en Estudios Organizacionales (Remineo), menciona que los nuevos esquemas de trabajo se enfocan en generar beneficios para las empresas y los trabajadores a través de gestionar correctamente tres variables: entorno, tecnología y social.
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), menciona que México tiene una cantidad considerable de horas laborables al año, sin embargo, contrasta con la productividad reportada por las empresas.
Ante ello, la OCC sugiere que esto podría revertirse si las empresas trabajaran bajo esquemas de alcanzar metas diarias en vez de medir el tiempo u horas que se está en una oficina, esto le dejaría mucho tiempo libre para sus actividades diarias a las y los trabajadores.

Great Place to Work Institute define al “Home Office” como una prestación laboral o de flexibilidad enfocada en el trabajo fuera de la oficina o desde casa, buscando generar bienestar y mayor calidad de vida a los trabajadores de una organización.

POR DISTINTOS CANALES
Las empresas u organizaciones que implementan esta flexibilidad pueden definir los medios electrónicos o canales donde estarán conectados las y los colaboradores, lo cual puede ser mediante videollamadas, correos electrónicos, llamadas telefónicas o grupos de trabajo en redes sociales, incluida la mensajería instantánea como WhatsApp.

ALGUNAS VENTAJAS
· Reducción de tiempos de traslado
· Menor estrés por el tráfico vehicular
· Ahorro en transporte y otros gastos