Dulce Anahí Soto Luévano 
Agencia Reforma

CDMX.- Aunque México y España llevan ya un número similar de decesos por Covid-19, las epidemias no son comparables, señaló Miguel Betancourt, presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública.

“Cuando Europa llegó a los 20 mil casos, más o menos, se horizontalizó, y nosotros, aunque vamos más lento, vamos en tendencia ascendente.

“España tuvo más muertes (si comparamos la tasa de mortalidad), pero a nosotros todavía nos falta mucho camino por recorrer”, advirtió.

Aunque el primer caso de Covid-19 se confirmó en el País un mes después que en España, México ya rebasó a esta nación europea en el número de decesos registrados por el nuevo virus.

Hasta el 1 de julio, cinco meses después de iniciar su epidemia, España registró 28 mil 363 muertes por Covid-19.

En la misma fecha, México reportó 28 mil 510 decesos, cuatro meses después de registrar el primer contagio.

Sin embargo, al considerar la población de cada país, España tiene una tasa de mortalidad mayor, de 60 decesos por cada 100 mil habitantes, mientras que en México se ubica en 22.

“Cuando nada más lo vemos como números absolutos, podrías tener muchas muertes en México y no necesariamente esto es así”, aclaró.

El especialista explicó que comparar entre países las tasas de mortalidad, es decir, cuántas muertes por Covid-19 se registran entre la población general, es más apropiado que comparar la tasa de letalidad, que indica cuántos de quienes se contagian fallecen.

Detalló que esto sucede porque México está muy lejos de acercarse al número real de casos confirmados.

“No tenemos una estimación puntual de cuántos casos tenemos, entonces, seguramente estamos calculando mal. Estamos teniendo muchas defunciones divididas entre pocos casos. Si estimamos, con cualquiera de los diferentes modelos que hay, y expandimos el número real de casos, a lo mejor nuestra tasa de letalidad está parecida a la del resto del mundo”, indicó.

Agregó que no es comparable la tasa de letalidad entre México y España porque, además, en ese país se hicieron más pruebas diagnósticas.

“Por lo tanto, ellos tienen un número más cercano a la realidad de cuántos enfermos sintomáticos hubo. Nosotros estamos muy lejos de saber esa cifra porque sólo se están haciendo pruebas al 10 por ciento de los no graves que llegan a las unidades centinela y a la totalidad de los graves”.

“Entonces, por eso es que la letalidad en México es, prácticamente, imposible de comparar con la letalidad de otros países, porque nuestros denominadores son muy distintos”.