Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La captura de Salvador Cienfuegos, ex Secretario de la Defensa Nacional, pegó al uniforme militar sea o no culpable, anticiparon los Generales retirados Paulino Jiménez Hidalgo y Carmelo Terán.
“Meto las manos al fuego por él. Fue mi alumno, siempre fue el primero en su aprovechamiento escolar militar. Tuve la oportunidad de verlo después de dejar su cargo de Secretario, siempre sencillo y respetuoso. Veo algo turbio, veo mano negra en esa detención, una venganza”, dijo Jiménez Hidalgo, cuyo último cargo en la Sedena fue la comandancia de la 43 Zona Militar en Apatzingán.
“Es una desgracia que esa detención le pegue tan fuerte a las fuerzas armadas”.
El ex mando experto de la Unidad de Fuerzas Especiales anticipó que la captura tiene que ver con una venganza política.
“Eso que le hicieron es una afrenta al uniforme militar, a nuestra lealtad a Estados Unidos, pero somos mal vistos por los americanos, por el Ejército gringo”, añadió.
Por su parte, Terán dijo que todos los Secretarios de la Defensa Nacional pierden el piso una vez que llegan al cargo, pero en este caso se debe conocer si es culpable o no.
“Se quiera o no es un golpe a la institución, al uniforme, se mancha, pero que se aplique la justicia, a ver si es o no culpable”, opinó.
El General de División retirado y experto en Inteligencia Militar lamentó que la estrategia de utilizar al Ejército en contra del narcotráfico, que inició en la Administración de Felipe Calderón, acercó a los grupos criminales con los mandos.
“Esa era la preocupación cuando decidió involucrar a las fuerzas armadas, ese el peligro, pero no demos por sentado que Cienfuegos es culpable. Me siento triste pues es un compañero”, añadió Terán.