Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Tras el atentado del Cártel de Jalisco al Secretario de Seguridad de la Ciudad de México, senadores del PAN y del PRI pidieron al Gobierno federal cambiar su estrategia de seguridad pública, pues no ha logrado impedir el crecimiento de la violencia.

“Han sido pésimos los mensajes del Presidente. Me parece que el culiacanazo (cuando liberó al hijo del ‘Chapo’ Guzmán por las amenazas de sus pistoleros) tuvo un efecto terrible en la relación crimen organizado-Gobierno porque le agarraron la medida al Gobierno y ahorita parecer que la opinión del crimen organizado es que la violencia doblega al Estado mexicano, que si organizan actos de terror el Gobierno federal dobla las manos”, dijo el panista Damián Zepeda.

“La violencia está completamente fuera de control en todo México, y tienen que reconocer que la estrategia está fallando y que tienen que cambiar el enfoque. Tienen que combatir el crimen organizado, garantizar la paz, desarticular a las bandas y sobre todo hacer un trabajo de inteligencia financiera mayor”.

La priista Claudia Anaya señaló que, aunque un atentado del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) contra el Secretario de Seguridad Omar García Harfuch es inédito en la Ciudad de México, en todo el País se ha recrudecido la violencia a pesar de que el Gobierno de López Obrador tiene todos los elementos para combatirla.

“El modelo de seguridad pública que el Gobierno federal ofertó no está dando los resultados esperados y creo que se debe hacer una revaloración de la estrategia presidencial”, sostuvo.

La senadora consideró que la estrategia de “abrazos, no balazos” que pregona el Mandatario federal tuvo algún sentido al inicio del Gobierno, cuando no conocía la capacidad de los grupos criminales.

“Creo que el Presidente se ha ido informando al paso de los meses y ha entrado en razón, por eso ya no retiró a las Fuerzas Armadas de las calles, como había prometido, por eso es el llamado a que si las cosas ya no son como él pensaba, que se revise la Estrategia Nacional de Seguridad Pública”, indicó la integrante de la Comisión de Seguridad Pública.

Los dos senadores pidieron que se enfrente de la misma manera la violencia de todos los cárteles, pues no puede haber actos como que el Presidente se baje del auto a saludar a la mamá de “El Chapo” Guzmán.

“Los cárteles han señalado que hay abrazos para un cártel y balazos para otro y eso puede hacer que sus actos de violencia los dirijan hacia el Gobierno”, dijo Anaya.

“A todo el crimen organizado se le debe de combatir igual y creo que han sido pésimos los mensajes del Presidente de las cortesías que ha tenido con las familias de los criminales”, afirmó Zepeda.

El líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, en cambio, apeló a la “honestidad” del Presidente y su legitimidad para enfrentar ataques como el de ayer.

“Tiempos difíciles, pero venceremos la adversidad. México saldrá adelante, no habrá titubeos; tenemos a un jefe de Estado legítimo y honesto, una población consciente y actuante y una esperanza viva por un cambio de régimen y una profunda transformación de las instituciones. Ánimo”, expresó en Twitter.