Óscar Luna
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Personal de salud de distintos hospitales del País ven como una esperanza la llegada y la aplicación de las primeras vacunas contra el Covid-19 en los estados.

Celia Castañeda, enfermera que lleva 14 años laborando en el Hospital Regional Universitario de Colima, dijo que a pesar de la vacuna no hay que bajar las medidas para prevenir los contagios.

“Desde el inicio de la pandemia he estado con pacientes Covid y hasta ahorita no me he contagiado, ya me aplicaron la vacuna, pero no hay que bajar la guardia, hay que seguir con nuestras medidas para no contagiarnos”, expresó.

“Desde el primer momento entré con pacientes Covid y desde entonces no he descansado, he estado con ellos, por decisión propia, lo más difícil para los pacientes es que se quedan solos con nosotros, (me siento) más segura, un poquito más segura, emocionada y un poco más tranquila”.

Rodrigo Romero, enfermero del Hospital General del Estado de Sonora en Hermosillo, dijo sentirse nervioso pero alegre a la vez.

“Es una oportunidad para acabar con esta pandemia, es lo que ahorita veo, y esperemos que nos vaya bien y no nos vaya a provocar una reacción, que todo sea para bien de todos”, dijo.

“(La pandemia) ha sido un poco cansado física y mentalmente, y más porque sigue habiendo personas que no creen en esta enfermedad. Tengo mucha esperanza de que sí funcione la vacuna, estaríamos cubiertos para poder atender mejor, con más confianza a los pacientes”.

Flor María Yocupicio, residente del cuarto año de Medicina Interna del Hospital General de Mexicali, en Baja California, dijo que espera que con la vacuna ya no se vuelva a contagiar de coronavirus.

“Es algo que nos da un poco de esperanza para empezar a salir un poco más, que haya menos pacientes, menos trabajo en el hospital y menos carga de trabajo”, comentó.

En tanto, el doctor Hiram Jaramillo, con más de 10 años en este mismo hospital, agradeció la rapidez de los científicos en la elaboración de la vacuna.

“Agradezco mucho a la Ciencia que en todo el mundo se ha esforzado por sacar esta vacuna tan pronto y es una esperanza para la humanidad, y lógicamente para todos aquellos que estamos afrontando esta situación todos los días”, expresó.

“Nos da un poco más de garantía de seguir con nuestro trabajo de forma sana y para nuestras familias y la humanidad, esto es solamente un armamento más que nos permitirá seguir afrontando esta situación tan difícil, pero ninguna otra medida debe bajarse a pesar de la vacunación”.