Guadalupe Irízar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las descalificaciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador al Instituto Nacional Electoral (INE) son preocupantes, y parte de una escalada en contra de los órganos autónomos para intentar su control, consideraron José Antonio Crespo y Jorge Javier Romero, analistas políticos y especialistas en temas electorales.
Por separado, alertaron sobre el peligro de aumentar la presión hacia un órgano constitucional autónomo desde la Presidencia de la República.
De acuerdo con Crespo, las críticas de López Obrador constituyen un paso más en la estrategia, gane o no gane Morena el 6 de junio, de avanzar hacia una eventual reforma electoral que les dé el control del órgano autónomo.
“Yo lo veo como parte de su ruta crítica de debilitar a todas las instituciones autónomas, eventualmente buscar subordinarlas, pero por lo pronto, como con el INE no se puede ya, pues intimidarlo, descalificarlo, si no ganan lo que ganan le van a echar la culpa al INE, van a decirle que hizo fraude. Hasta en 2018 dijeron que hizo fraude el INE, a pesar de haber ganado con tanta ventaja”, expuso.
El también profesor del CIDE consideró que es una estrategia alentada desde la Presidencia, algo que no se había visto antes.
“O tratan de preparar el terreno para descalificar al INE en la elección si es que no ganan, y si ganan, de todas maneras echarle la culpa y eventualmente justificar una reforma electoral donde ya puedan ellos tener mayor control”, añadió Crespo.
El analista político no descartó que, dentro de esa estrategia, el Gobierno y Morena sigan con la intención de hacer juicio político a los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, e incluso a otros más.
“Claramente van por el INE, o sea, no es nada más tal o cual resolución del INE que les moleste. ¡Claro que les molesta!, pero no es sólo eso, yo lo veo como parte de un estrategia más integral con todas las instituciones autónomas, porque ya lo hemos visto. El INE no es el primero, ya van varios”, expuso Crespo.
Por su parte, Romero, investigador y profesor de la UAM, consideró que las criticas y descalificaciones desde la Presidencia son un un desacato al orden constitucional.
“Parece una declaración amenazante de desacato del orden constitucional, porque con su tono de descalificación lo que está haciendo (el Presidente) es desconocer a un órgano constitucional del Estado mexicano y desde el Poder Ejecutivo”, expuso.
Para Romero, lo que se está viendo es un paso hacia la concentración del poder por parte del Ejecutivo.
“Es exactamente el camino hacia la concentración autoritaria del poder, y así ha ocurrido en regímenes en donde se ha dado un retroceso grave. Me recuerda la situación en Turquía, al descalificar al órgano electoral y debilitar la independencia del Poder Judicial”, apuntó.
Ambos analistas coincidieron en que la intimidación de Félix Salgado macedonio a los consejeros electorales, a través de la amenaza de buscar sus casas, ya constituyen un delito sancionado en el Código Penal Federal.