En opinión del dirigente del Sindicato de Choferes, Roberto Mora Márquez, resulta difícil por ahorita hablar de una reducción de la jornada laboral diaria para los operadores, en tanto no se les garantice un salario de alta percepción.

Recordó que si bien se alcanzó en semanas anteriores un 11% de aumento en el salario, tras la negociación que se tuvo con los permisionarios de la Línea YoVoy, la idea es seguir buscando más incrementos, conforme se vaya dando otra adecuación a la tarifa, pero el hablar de reducir la jornada a 8 horas, simplemente, dijo, que está difícil. Por lo anterior, señaló que en ese tema se tienen que ir despacio lo cual incluso quedó de manifiesto a mediados del año pasado en que hicieron encuestas entre los mismos choferes quienes tajantemente se opusieron.

“El propio operador es quien se opone y más si tienen necesidad de un peso más, se busca otra chamba, pero si se les da la oportunidad de seguir en lo mismo. Ya hicimos encuestas y platicas con ellos y hay resistencia. El primero que se opone es el operador y más tratándose de cuestión económica es bien difícil”.