Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras las diversas declaraciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la venta de niñas en comunidades serranas de Guerrero, la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) denunció la persistencia de esta práctica y exhortó al Estado a no ignorarla y a actuar para erradicarla.
«El Estado no puede seguir ignorando la violencia contra la niñez. La venta de niñas y adolescentes es una violación a los derechos humanos que las autoridades mexicanas deben impedir», expuso.
«Nos vemos en la necesidad de recordar que la venta de personas -y las niñas lo son: sujetas de derechos, sin discriminación de ningún tipo- constituye una violación a los derechos humanos y un crimen que el Estado mexicano debe investigar y erradicar».
López Obrador señaló ayer en su mañanera que la venta de niñas puede ser la excepción, pero no la regla.
«Entonces, (cuando dicen) ‘en La Montaña de Guerrero, ahí se venden las niñas’. No, puede ser la excepción, pero no la regla, porque hay muchos valores en los pueblos».