Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) expresó su reconocimiento a las autoridades federales por el establecimiento de criterios e indicadores para la vigilancia en las zonas de protección de la vaquita marina, así como por las sanciones fijadas ante la presencia de embarcaciones pesqueras.
Sin embargo, externó su preocupación por el debilitamiento operativo de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), lo cual, advirtió, compromete la capacidad institucional para realizar el adecuado monitoreo y vigilancia en la zona.
En un pronunciamiento, subrayó que el cetáceo enfrenta un inminente riesgo de extinción por la pesca ilegal.
“De acuerdo con el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (Cirva), quedan alrededor de 10 ejemplares de vaquita, por lo que WWF hace un enérgico llamado a fortalecer la capacidad de las autoridades ambientales y pesqueras, así como a brindar mayores apoyos a los pescadores legales que operan en la zona”, indicó.
“La mayor amenaza para esta marsopa endémica son las redes de enmalle utilizadas para la pesca ilegal de la totoaba, especie de pez amenazado cuya vejiga natatoria es altamente cotizada en China y traficada desde México a través de los Estados Unidos”.
El pasado 9 de julio, se publicó en el Diario Oficial de la Federación un acuerdo por el que se establecen indicadores, factores detonantes y acciones predeterminadas para la protección de la vaquita marina en el Alto Golfo de California.