Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las instituciones integrantes del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) ejercerán el próximo año un presupuesto de 3 mil 315 millones de pesos para prevenir, detectar y sancionar actos irregulares, lo que representa una disminución de 20.1 por ciento respecto al presupuesto asignado en 2016 y resultan insuficientes.
Marco Fernández, investigador de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tec de Monterrey y de México Evalúa, advirtió que a partir de la creación del SNA y de la asignación de recursos a través del Anexo Transversal Anticorrupción, éstos han venido a la baja año con año.
“De las reducciones que sistemáticamente han estado teniendo estas instituciones y los esfuerzos anticorrupción, uno de cada tres pesos fue disminuido en la época de Enrique Peña Nieto, pero dos de cada tres pesos se disminuyeron en lo que corresponde a la Administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador”, alertó.
El SNA está integrado por la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Fiscalía Anticorrupción, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el Instituto Nacional de Transparencia (INAI), la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la Secretaría Ejecutiva del SNA.
En su conjunto, las siete instituciones ejercerán en 2021 recursos por 71 mil 900 millones de pesos; sin embargo, solo el 4.6 por ciento los destinarán de manera directa a luchar contra la corrupción.
“Me preocupa mucho la asignación, porque retrata que la corrupción es un tema grandilocuente de los discursos, pero no está respaldado en las asignaciones presupuestales a las distintas instituciones”, enfatizó Fernández.
Consideró que si bien es difícil estimar cuántos recursos serían suficientes para que los distintos componentes del SNA funcionen adecuadamente, al menos deberían dotársele de la misma cantidad otorgada en 2016.
“Si no tienes dinero para fortalecer capacidades de investigación, no tienes dinero para poder hacer un sistema de protección de denunciantes, incluso para el programa de prevenir los conflictos de interés, ¿tú dime, si vamos a tener muchos resultados con tan pocos recursos en la materia?”, cuestionó.
La mayor parte de los recursos contemplados en el Anexo Transversal Anticorrupción, detalló, lo aportan el CJF, con mil 504.8 millones de pesos y la SFP, con mil 116.3 millones de pesos.
En el caso de la SFP, señaló, la mayor parte de los recursos están destinados al pago de salarios y operación de los Órganos Internos de Control.