Iris elázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 04-Sep-2020 .-Pese a que hay más de una centena de vacunas en desarrollo en el mundo, México necesita la propia, y el equipo nacional conformado por la UNAM y otras instituciones, prevén tenerla lista para mediados de 2021.
Así lo dio a conocer Edda Sciutto, doctora en Investigación Biomédica Básica e integrante del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM en la mesa de diálogo virtual “La ciencia mexicana frente a la pandemia de Covid-19; contribuciones recientes”.
“Creemos que también es importante desarrollar una vacuna mexicana que nos permita asegurar la disponibilidad de este biológico en México”, indicó.
La especialista apuntó que el equipo de trabajo que se ha conformado, entre los que también figura la Facultad de Química de la UNAM, el Cinvestav del IPN; la Unidad de Investigación Preclínica (UNIPREC) de la UNAM; Neolpharma Grupo Farmacéutico; y la Unidad de Desarrollo e Investigación en Bioprocesos (UDIBI); tiene un candidato vacunal.
Detalló que se trata de una molécula pequeña, una proteína que es parte del virus, por lo que al interaccionar con la célula huésped e infectar se puede inducir una respuesta efectiva.
“Con esta molécula podemos inhibir la infección viral”, dijo
“Hemos demostrado que esta vacuna, este candidato vacunal induce una respuesta muy efectiva en animales de experimentación y ya estamos organizándonos para empezar las pruebas pre clínicas, con el propósito de empezar en enero las pruebas clínicas y contar a mediados del próximo año con una vacuna mexicana”, agregó.
Sciutto explicó que otro reto para México es el tratamiento, por lo que ya trabajan en uno basado en la dexametasona, fármaco usado desde los años 50’s, que tiene la capacidad de reducir la mortalidad en pacientes críticos y severos de Covid.
Este protocolo, añadió, está comenzando en el Hospital General de México, el Instituto de Cardiología y en Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.