Por Rubén Torres Cruz

Aparatoso accidente vial que dejó cuantiosos daños materiales, ocasionado por una mujer que conducía una camioneta de lujo bajo los efectos de las bebidas embriagantes. A pesar de lo aparatoso que resultó el impacto, todos los involucrados salieron con golpes menores que no ponen en riesgo su vida.

Alrededor de las 23:00 horas del pasado miércoles, el número de emergencia atendió el reporte en el que solicitaban el arribo de las autoridades, debido a que sobre la avenida Aguascalientes pasando el Canal Interceptor, se había registrado un fuerte accidente automovilístico en el cual habían participado tres unidades. Con esa información elementos de la Policía Vial, se trasladaron al lugar de los hechos, en donde al llegar observaron que la conductora de una camioneta BMW modelo 2018 en color tinto y con placas de circulación PWT678A del Estado de Morelos, identificada como María de Lourdes, de 25 años de edad, se había impactado de manera violenta contra un auto Volkswagen en color gris, modelo 2018, con placas de circulación P23ATP de la Ciudad de México, tripulado por Belinda, de 41 años; además de un auto de alquiler Nissan modelo 2016 con placas de circulación A875AAB del estado era conducido por César de 53 años de edad. Al lugar del accidente arribaron paramédicos, quienes tras la valoración de los conductores de los vehículos, determinaron qué no ameritaban traslado médico debido a que solamente se encontraban policontundidos, en tanto que la presunta responsable fue asegurada y posteriormente presentada ante el juez Calificador, luego de que al practicarle la prueba de alcoholimetría resultó en estado de ebriedad.

Según los indicios del percance, la conductora de la camioneta BMW transitaba a exceso de velocidad sobre la avenida Aguascalientes en sentido de sur a norte por el carril central, cuando en determinado momento perdió el control hacia su derecha, impactando su parte lateral derecha contra el auto Volkswagen, quien terminó proyectado hacia una parada oficial de camiones. La camioneta, debido a la inercia del choque, alcanzó a impactar al taxi en su costado izquierdo, no sin antes subirse al camellón central dando medio giro para colisionar finalmente contra un árbo.

¡Participa con tu opinión!