Cuantiosos daños materiales fueron los que dejó un fuerte percance vial que se registró en el interior del puente vehicular que se ubica en la avenida Aguascalientes y su cruce con la calle Salvador Quezada Limón.
Aunque el conductor responsable no iba en estado de ebriedad, sí lo hacía a velocidad inmoderada, lo que provocó que perdiera el control del volante y se fuera a estrellar contra cuatro macetones y un pilar de concreto.
Fue a las 01:45 horas cuando, en los servicios de emergencia, se reportó que, en el mismo lugar de siempre (el interior del puente vehicular que se ubica en la avenida Aguascalientes y su cruce con la calle Salvador Quezada Limón), se había registrado un fuerte choque en el que había participado un vehículo Nissan, en color negro.
Elementos de Vialidad del municipio de Aguascalientes se trasladaron al sitio señalado y confirmaron el reporte; al momento de auxiliar al conductor, quien dijo llamarse Pablo Sebastián, de 20 años de edad, se percataron de que, afortunadamente, había salido ileso.
Se estableció que este joven conducía su unidad de motor a una velocidad mayor a la permitida, mientras circulaba por la avenida Aguascalientes. Al momento de ingresar al puente vehicular que ha sido escenario de múltiples percances, perdió el control del volante y se proyectó hacia su lado izquierdo.
Al momento que el vehículo subió al camellón central, chocó aparatosamente contra cuatro macetones de concreto ubicados en ese lugar para finalmente estrellarse contra un pilar, que fue el que detuvo su alocada carrera.

¡Participa con tu opinión!