Una buena alimentación con todos los nutrimentos necesarios es la base para tener un envejecimiento saludable, lo cual va acompañado de una adecuada actividad física, así lo destacó la jefa de Unidad del Departamento de Nutrición del DIF Estatal, Priscila Randolph Lamas.

La especialista comentó que luego de que en la tercera edad, las personas disminuyen su actividad física, es importante que tengan una buena cantidad de proteínas, ya sea de origen animal o vegetal. Detalló que en cuanto a la proteína animal destacan el pescado, el pollo y la carne de res y sus derivados como el huevo, queso, salchichas, jamón, entre otros, cuidando que tenga la menos grasa posible. Mientras que la proteína vegetal se encuentra en las leguminosas tales como los frijoles, las habas, las lentejas, el garbanzo, entre otros.

Estableció que es importante que el adulto mayor siempre esté debidamente hidratado y consuma diariamente agua natural. Ante el desgaste que hay de huesos y articulaciones, es importante el aporte que dan los minerales como el hierro, zinc, magnesio, fósforo y el potasio que se pueden encontrar en el huevo, la leche, las verduras verdes y en las proteínas.

Adicionalmente, dijo que las vitaminas ayudan y es recomendable la ingesta de vitamina A para la vista, la cual se encuentra en la zanahoria y en los cítricos, la C que se puede hallar en los cítricos, la E que está en las verduras de color rojas, naranjas y amarillas, la D que está en el sol, por lo que se recomienda dar algunos baños de sol y la K que se encuentra en la proteína animal y que ayuda a la coagulación de la sangre.

Destacó que en el caso del pan y las galletas, preferentemente se recomienda que sean integrales, como el de avena, centeno, o cebada. Asimismo, dijo que no se recomienda la ingesta de café o té, por la cafeína que contiene y que puede provocar insomnio.

Para combatir un poco la pérdida de memoria, dijo que es importante la ingesta de una porción de semillas al día de almendras, cacahuates o nueces naturales, lo cual ayuda a la reactivación de las neuronas.

Finalmente, dijo que es importante mantener una actividad física regular, con algunos ejercicios recomendados para los adultos mayores, tales como natación, yoga, pilates o caminata, dependiendo de la condición de cada adulto mayor.