Cualquier adjetivo será mínimo para lo que significa el asesinato en cualquiera de sus manifestaciones, pero es mayor cuando se acaba con la vida de una mujer, ya que por regla general el o los autores se aprovechan de su fuerza física para someter a la víctima. En algunos casos se logra la aprehensión de los ejecutores, pero en otros reina la impunidad y si finalmente se logra la captura es porque los familiares de la fallecida no cejaron en su empeño hasta lograr que se hiciera justicia.

Aguascalientes se vanagloriaba de ser un lugar privilegiado al no registrar este tipo de casos, lo que hoy se sabe era una manera de cubrir la verdad, por lo que algunas de las muertes que se calificaron en su momento como “normales” tenían un origen afrentoso y esto permitió que los responsables gozaran de protección permanente.

De acuerdo con el informe del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), esta entidad registró en 2018 cuatro feminicidios, en 2019 fueron 5; en 2020 se redujo a 3 y en 2021 creció a 9, pero el acabose ha sido en 2022 con 9 en el primer semestre, lo que constituye el período más violento de los cinco años.

Por lo anterior Aguascalientes ocupa el segundo lugar nacional en cuanto a la tasa de feminicidios, que llegó a 0.54 por cada 100 mil mujeres, lo que se debe a diversos factores, principalmente de índole machista, por una venganza o un arranque de ira y también que de la amenaza de largo tiempo se pasó a los hechos.

Los cercanos al tema consideran que uno de los factores que influyen para que vaya en crecimiento es que no hay un protocolo de prevención a la violencia contra las féminas y una casi nula difusión de cuáles son los signos que la mujer debe detectar en la relación con su pareja o con familiares y vecinos tóxicos.

La mayoría de las personas que han perdido la vida en esas condiciones eran jóvenes, aunque uno de los más recientes fue de una señora de casi 60 años que fue atacada por su esposo, quien fue detenido por sus propios hijos y entregado a las autoridades. Entre las víctimas hubo una niña que falleció por los golpes que recibió de su propio padre, lo que en el fondo define que no hay una edad para ser objeto del ataque, de ahí la importancia que las instancias que tienen que ver en este aspecto trabajen con mayor celeridad.

En el reportaje de Valentina Durán y Gloria Hernández, que realizaron en el marco de la iniciativa para el periodismo de investigación en las Américas, del International Center for Journalists (CFJ), Connectas y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, se destaca que entre 2012 y 2016 (en que gobernó José Carlos Lozano de la Torre) enfrentaron la resistencia de la Fiscalía General del Estado al no informar de los feminicidios que tuvieron lugar. Finalmente, después de 5 meses y cerca de 50 llamadas telefónicas aceptaron proporcionar la información, pero sería hasta el 29 de noviembre que la Fiscalía transparentó la cifra, asegurando que en el último año sólo había ocurrido un feminicidio.

No obstante, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) sostuvo que habían ocurrido por lo menos 12 homicidio dolosos con calificativo de feminicidio y 4 de cada 10 mujeres tenían entre 10 y 30 años de edad.

Es ineludible trabajar intensamente este aspecto para evitar que sigan las arremetidas y una de las vías es crear una red de difusión tan amplia como sea posible, para que en los once municipios mujeres y hombres de todas las edades sepan interpretar los códigos de peligro que hay en cada uno de los espacios en que se mueven y qué deben hacer y a dónde recurrir cuando consideren que hay un riesgo de sufrir una ofensiva.

ACOSO SIN LÍMITES

Entre la Dirección Reglamentos del Municipio de Aguascalientes y los establecimientos de conveniencia y de autoservicio se han propuesto acabar con las tiendas de la esquina, generando ataques sistemáticos que obligan a sus propietarios a cerrar.

Con lo anterior se avanza hacia al ocaso de una de las tradiciones comerciales de esta entidad y al mismo tiempo se elimina un espacio que ha sido la salvación de numerosas familias, al recibir crédito para ser pagable al final de la semana o la quincena, por lo que aún hoy es común escuchar a la marchantita pedirle al tendero que apunte el mandado en la libreta. Este tipo de trato ha prevalecido por largo tiempo, que tal vez se remonta a las “tiendas de raya” de la época de la invasión española cuando los peones tenían que acudir a esos lugares para que les dieran víveres y ropa y cuya deuda se les descontaba de sus haberes. Ahora, esa forma de hacer negocios le ha convenido al comerciante porque cada semana o quincena tiene un dinero seguro.

Las condiciones han cambiado diametralmente en los últimos años, al abrirse sucursales de cadenas comerciales en prácticamente todas las colonias, competencia a la que han entrado los grandes grupos que ocupan pequeños espacios para ofrecer los mismos artículos de las macro-tiendas. En ambos casos difícilmente puede competir la tiendita de la esquina, ya que mientras aquéllos adquieren sus productos a precio de mayoreo, éstos lo hacen sobre la marcha.

Para redondear el problema, la Dirección de Reglamentos mantiene una vigilancia extrema sobre ese tipo de negocios. Según el titular de dicha oficina, David Ángeles Castañeda, las tiendas de abarrote o comercios que cuenten con máquinas tragamonedas y carezcan del permiso federal, “podrían ser clausuradas”. Anunció que habrá un operativo para informar a los propietarios que los citados aparatos están prohibidos porque “incitan al juego de azar” y si no tienen el citado permiso deben deshacerse de ellas.

Aun cuando tendría que ser una autoridad federal la que proceda, Ángeles se adjudica esa facultad, detectando las maquinitas en ocho tiendas que se ubican en las colonias del Carmen, Gremial y otros puntos de la ciudad.

Los citados aparatos no significan una ganancia extraordinaria a los abarroteros, pero les sirve como un atractivo para la clientela, que de paso adquiere algunos productos, sin embargo para Reglamentos eso no tiene importancia ya que lo único válido para la suprema autoridad es el látigo.

Si Usted, amable lector o lectora, observa que ya cerró la tienda que estaba cerca de su hogar ya sabe de dónde provino el ataque y que por otra parte, como se señala en párrafos anteriores, despoja a las familias de tener una puerta de salida a sus penurias, porque en aquellos negocios no hay crédito al aplicar la lógica que sólo con efectivo o tarjeta bancaria se puede comprar.

PARA EL COTORREO

Con la creación de carriles exclusivos en varios puntos de la ciudad llegará el momento que los automovilistas tengan que salir con dos o tres horas antes de su cita para estar a tiempo y regresar en el mismo lapso a su hogar u oficina. Se anuncia que habrá uno para el transporte público, lo que significa que –por citar una avenida-, en la López Mateos quedarán sólo dos en cada dirección, mientras que en otras partes se incluye el sendero único para ciclistas y únicamente falta que los perreros también pidan uno para que sus mascotas los saquen a pasear y que otras comunidades exijan algo similar para no ser molestadas. A la autoridad de Movilidad le urge dejar un precedente, por lo que para en mientes para lograrlo y una de las formas de lograrlo es darle salida a las peticiones que hay de esos sectores, olvidándose que en la ciudad de Aguascalientes circula un promedio de 500 mil vehículos diarios. Vaya paquete que recibirá la próxima administración estatal.