Martha Martínez, Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Partido Verde aplaudió el plan sucio de la reforma eléctrica.
A pesar de que la reforma eléctrica del Gobierno federal cancela la emisión de certificados de energía limpia, el Partido Verde ya le encontró bondades ambientales.
Durante la comparecencia de Manuel Bartlett, director de la CFE, el diputado Luis Alberto Martínez, del PVEM, aseguró que su partido valora que en la iniciativa presidencial se contemple el concepto de transición energética.
«Reconocemos la disposición del Gobierno para comprender que un cambio de fondo en el sistema eléctrico nacional no podía estar completo sin una estrategia clara para transitar, de manera paulatina, pero segura, a una mayor participación de las energías renovables», dijo.
En su opinión, las críticas a la iniciativa presidencial han impedido valorar en su justa dimensión la inclusión del concepto transición energética en la Constitución, pues obligará a establecer políticas que impulsen la inversión científica y el desarrollo de tecnología y de las industrias para lograrlo.
El diputado del Verde dijo que su bancada está en un momento de análisis, por lo que no puede adelantar una posición, pero consideró que no hace sentido que se diga que la iniciativa cancela las energías renovables, porque el Gobierno federal invertirá más de mil 600 millones de dólares en Sonora en la construcción de un parque para la generación de luz solar.
El coordinador de MC en San Lázaro, Jorge Álvarez Maynez, acusó al director de la CFE de estar obsesionado con el carbón y le reprochó las 25 casas que presuntamente adquirió a través de familiares, empresas y prestanombres.
«En la exposición de motivos (de la reforma) nos dicen que no van a desaparecer las energías limpias, que las van a cuidar mucho, ¿así como cuidaron las elecciones del 88?», preguntó.

¡Participa con tu opinión!