Marlen Hernández y Karla Omaña
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras que el Presidente Andrés Manuel Lopez Obrador insiste en continuar con sus planes para aumentar la refinación en México, señalando incluso que la caída de los precios del crudo no afecta tanto al País, en el resto del mundo el panorama de esta actividad está envuelta en negros nubarrones.
Ayer, AMLO anunció que Pemex aumentará la actividad de sus refinerías hasta llegar a un millón de barriles diarios en mayo, de los 800 mil actuales, buscando así procesar el 59 por ciento de los 1.7 millones de barriles que produce al día la petrolera.
“¿Qué significa esto?”, señaló en su conferencia matutina. “Que vamos a producir más gasolinas en México y dejar de comprar gasolinas en el extranjero y esto nos ayuda a atemperar la crisis por el desplome en los precios del petróleo crudo”.
Además de sus declaraciones, ayer también se oficializó un nuevo apoyo federal para Pemex por 65 mil millones de pesos porque “se estima pertinente elevar la producción de hidrocarburos”.
En tanto, la Agencia Internacional de Energía (AIE) asegura que las grandes petroleras del mundo y refinadores independientes comienzan a desinvertir en el sector, dado del desplome de la demanda.
Señala que, aun cuando los precios del crudo han ido a la baja, los márgenes de ganancia de los refinadores se han deteriorado.
“Muchos evaluarán sus carteras existentes, posiblemente conduciéndolas a otra ola de cierre de refinerías”, dice la AIE.
Alan Gelder, vicepresidente de Refinación y Productos Químicos en la consultora global Wood Mackenzie, coincide en que la utilización y la rentabilidad de las refinerías están disminuyendo drásticamente.
“Las refinerías han comenzado a reducir las corridas, los márgenes están bajo una fuerte presión”, dijo.
Repsol de España redujo su refinación en alrededor de 10 por ciento, API de Italia dijo que cerrará temporalmente su refinería de Ancona, con una capacidad de 85 mil barriles por día, y la estadounidense The Marathon Petroleum cerró temporalmente su refinería de 161 mil barriles diarios.
Durante febrero de 2020, último dato disponible de Pemex, las seis refinerías del País procesaron 464 mil barriles diarios, el 31.7 por ciento de su capacidad total.