Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En el País, los niños sólo serían vacunados contra Covid-19 si se prueba científicamente que es necesario hacerlo, señalaron ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell.
En la conferencia mañanera en Palacio Nacional, insistieron en que los menores de edad tienen poco riesgo de contraer el coronavirus y una probabilidad aún más baja de desarrollar enfermedad grave y coincidieron en que, si la evidencia cambiara, se tomaría otra decisión.
“A nivel poblacional, el riesgo, la probabilidad de que un niño en este momento tenga Covid es muy baja, y la probabilidad de que un niño con Covid termine hospitalizado es muy, muy baja, y afortunadamente la probabilidad de que un niño con Covid hospitalizado pierda la vida es muy, muy, muy baja”, expuso López-Gatell.
El Presidente apuntó que en el caso de que se presentara una situación de gravedad, se actuaría de inmediato.
“Si científicamente se demuestra que es necesaria y de utilidad la vacuna para niños, vamos a la vacuna, pero tenemos que ir actuando poco a poco, con prudencia, con evidencias”, explicó.
El Mandatario reiteró que, si bien las farmacéuticas quieren que los gobiernos consuman más vacunas, la Federación debe adquirir los biológicos que son necesarios y definir una política de protección con bases científicas, no mercantiles o comerciales.
“Cada quien tiene su función, las farmacéuticas están en su papel, no es ningún cuestionamiento, pero el gobierno, pues, tiene que cuidar el presupuesto, que es dinero de todos, no se puede desperdiciar y se tiene que actuar a partir de fundamentos científicos”, recalcó.
López-Gatell dijo que vacunar a los menores de edad se ampararía en dos propósitos: uno, si fuera una población que tiene riesgo de “desenlaces desafortunados”, como enfermedad grave o alta mortalidad.
El segundo propósito de vacunar a los menores de 18 años, abundó López-Gatell, sería evitar contagios en ese grupo poblacional. Sin embargo, argumentó, ninguna vacuna ha demostrado tener una capacidad sustantiva para reducir el riesgo de contagio.
“El segmento poblacional de menores de 18 años no tiene riesgos altos de complicarse, se puede contagiar, no hay duda alguna, puede haber casos también de enfermedad en ese segmento de la población, pero es de una magnitud sumamente limitada”, subrayó.
El subsecretario indicó que menos de 1.6 por ciento de las personas que están hospitalizadas por Covid son menores de 18 años. De los 7 mil 605 hospitalizados que hay en el IMSS, 128 son están en ese rango de edad. En la Ciudad de México, de mil 19 hospitalizados, 17 son menores.
“La persona vacunada puede seguir contagiando, tiene menor riesgo de enfermar, menor riesgo de hospitalizarse, menor riesgo de morir, pero puede infectarse y puede transmitir a pesar de que tenga la vacuna”, especificó.