Jorge Aguilera
Agencia Reforma

MONTERREY. -El robo de los registros de contabilidad en las oficinas de la Federación Mexicana de Tenis (FMT) es un acto sospechoso y plagado de intrigas, indicó Mario Chávez, quien en julio fue elegido por las asociaciones estatales para dirigir la FMT.
En enero, José Antonio Flores fue destituido como titular de FMT y se nombró a Chávez como dirigente interino -hace dos semanas fue ratificado-.
Flores se negó a dejar el cargo y convocó a una elección en la que Carlos González quedó como titular, a quien entregó las llaves de las oficinas en la CDMX.
“Es muy sospechoso que se dé el hurto de los documentos contables a unos días de que Flores le dejó a González las instalaciones que tiene de manera ilegal; no dejan hacer una auditoria como manda todo cambio, no entregan instalaciones y nos salen con esta novedad”, dijo Chávez.
“Más extraño es que no se llevaron cosas de valor, sólo aquello que asume la contabilidad, dinero que ingresó; vamos a poner una denuncia por robo y hacemos responsable a Carlos González”.