Daniel Reyes
Agencia Reforma

MONTERREY, NL 16-Jan-2019 .-Tras asumir como nuevo Comandante de la Séptima Zona Militar, el General Carlos César Gómez López señaló ayer que la lucha contra la delincuencia y el robo de combustible serán sus principales retos en Nuevo León.
Proveniente de la Décima Séptima Zona Militar, con sede en Querétaro, el nuevo mando remplaza tras sólo dos meses en el cargo al General Jorge Andrade Ramírez, quien había llegado el 16 de noviembre.
No se informó oficialmente la causa del relevo.
“Venimos con la disposición de hacer nuestro mejor trabajo”, dijo Gómez López en entrevista.
“Esta mañana ya hicimos la primera junta de coordinación con el Estado”, añadió, “estaremos participando del plan de pacificación, estamos participando contra el robo de hidrocarburos.
“Estos dos planes del Gobierno federal y del Gobierno estatal van muy de la mano, traemos un reto muy fuerte y lo vamos a estar viendo”.
Con 825 homicidios en el año, el 2018 fue el año más violento de Nuevo León desde el 2012, según registros de la Fiscalía General del Estado, y el inicio del 2019 también ha sido marcado por las ejecuciones.
“Venimos a sumarnos al esfuerzo que se está realizando”, señaló Gómez López, “estamos en la idea de tener en promedio mil gentes haciendo presencia en diferente lugares, por supuesto impulsando el área metropolitana, ése va a ser parte de nuestro primer esfuerzo”.
La toma de protesta del nuevo mando militar estuvo a cargo del Comandante de la Cuarta Región, el General Jens Pedro Lohmann, y fue atestiguada por el Gobernador Jaime Rodríguez.
El Mandatario admitió que la situación en el Estado es complicada, y ofreció colaboración con el Ejército para revertirla.
“La suma es precisamente para poder bajar los índices delictivos”, expuso, “para poder atacar ese cáncer de la violencia y la maldad”.