Rebeca Herrejón 
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- El decreto presidencial que permite a las Fuerzas Armadas asumir tareas de seguridad pública hasta 2024 es un riesgo para los derechos de la población civil, indicó el Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez, del ITESO.

En un comunicado conjunto con otros programas de Derechos Humanos del Sistema Universitario Jesuita en México, demandó derogar el acuerdo firmado el lunes por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, además de esclarecer un plan que permita la participación de la sociedad civil organizada para vigilar las acciones de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública.
“Brindar de mayores atribuciones a las instituciones de seguridad sin control civil efectivo abre la posibilidad de restringir derechos humanos (…), principalmente en los sectores más desfavorecidos. Esto podría fortalecer un esquema autoritario y debilitar la democracia, instaurando un posible estado de excepción”, sentencia el escrito.

De acuerdo con la institución, el acuerdo que militariza la seguridad en el País es violatorio de los derechos humanos por contrariar el elemento de excepcionalidad al instruir un despliegue permanente hasta 2024, además de que no incluye mecanismos para que se coordinen los tres órdenes de Gobierno.

Tampoco prevé un plan integral de capacitación para las policías locales.
En el escrito se destaca que el acuerdo se publica en un marco de incremento en la violencia donde la intervención militar no ha tenido buenos resultados, con más de 250 mil personas asesinadas y más de 40 mil personas desaparecidas.

Las instituciones jesuitas pidieron por último que se elabore desde la Federación una estrategia para retirar de forma paulatina a las Fuerzas Armadas de las tareas de seguridad pública, en un plazo máximo de cinco años.

El escrito está firmado por los Programas de Derechos Humanos de la Ibero CDMX-Tijuana, Torreón, León y Puebla, así como por el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco y el Instituto Superior Intercultural Ayuuk, todos de extracción jesuita.