Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Arturo Herrera, Secretario de Hacienda y nominado para convertirse en gobernador del Banco de México, dijo que el reciente aumento de la inflación del país parece estar relacionado con factores temporales, en comentarios que sugieren una postura moderada sobre las recientes presiones de precios.
“La mayoría de los datos que tenemos apuntan a asuntos temporales”, señaló a María Tadeo, de Bloomberg Television, en una entrevista en el marco de la conferencia de ministros de finanzas del G-20 que se realiza en Venecia.
Herrera dejará la próxima semana la Secretaría de Hacienda después de dos años en el cargo. El Presidente Andrés Manuel López Obrador lo nominó para convertirse en gobernador del banco central cuando finalice el periodo de su actual titular, Alejandro Díaz de León, a fin de año.
En abril, la inflación mexicana duplicó con creces la tasa objetivo de 3 por ciento del banco y posteriormente no ha podido lograr una desaceleración importante.
Banxico sorprendió el mes pasado a los economistas al aumentar inesperadamente la tasa de interés clave en una decisión dividida que dejó al descubierto desacuerdos dentro de la junta de gobierno del banco sobre las razones del aumento de precios.
Herrera declinó comentar si apoyaba el aumento de tasas de Banxico, el primero desde fines de 2018.

GIRA
En su primer día en la reunión de ministros de finanzas y gobernadores de los Bancos Centrales del G-20 en Venecia, Herrera señaló que, a diferencia de las economías avanzadas, en países de ingresos medios, como México, se tienen que considerar los potenciales efectos redistributivos de los impuestos al carbono, así como las medidas para mitigar dichos efectos.
El Secretario participó ayer como ponente en dos simposios junto con los los ministros de finanzas de India, Rusia, China y Argentina, así como con Christine Lagarde, presidente del Banco Central Europeo, Paolo Gentiloniel, comisionado de Economía de la UE, y Andrew Bailey, gobernador del Banco de Inglaterra.