Érika Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- El consejero electoral José Roberto Ruiz Saldaña afirmó que existen gastos por 832 millones de pesos que el Instituto Nacional Electoral (INE) podría anular para compensar el recorte de mil 71 millones que le aplicó la Cámara de Diputados en su presupuesto de 2020.

Por ejemplo, apuntó, en la propuesta que envió el organismo a los legisladores están proyectos por 514 millones 948 mil 128 pesos que, consideró, no son indispensables para la operación del INE.

Entre ellos se encuentra imprimir 10 nuevas obras editoriales y reimprimir 40 más para difundir las líneas temáticas del organismo, así como 56 activaciones culturales y académicas para el fortalecimiento de la cultura cívico-democrática, lo que ameritará un gasto de 15 millones 609 mil pesos.

Para el consejero, las acciones de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica han demostrado que no tienen el impacto ciudadano deseado, por lo que ahora para el próximo año se busca invertir más de 39 millones de pesos en cinco proyectos.

Además, detalló, podría prescindirse de la renovación tecnológica del Sistema Integral de Verificación y Monitoreo, que incluye la infraestructura de software, hardware y el ambiente físico de 143 centros, por 385 millones de pesos.

«Es el Sistema con el que monitoreamos las pautas (los tiempos del Estado) y creo que no es necesario pedir tanto, la tecnología se va haciendo obsoleta, pero tiene que ser paulatina su renovación, además no se ha explicado en qué consistía esa renovación», indicó.

Para el consejero, existe otra bolsa por 317 millones de pesos del presupuesto base que podría disminuirse o anularse.

Por ejemplo, informó, están etiquetados 97 millones 528 mil pesos en asesorías para ocho áreas de la institución, sin embargo, dijo, personal experto que tiene el INE puede realizar esas funciones.

También se presupuestaron 2 millones en investigaciones y estudios, considerados por Ruiz como no sustantivos.

A combustibles, lubricantes y aditivos para vehículos terrestres, aéreos, marítimos, lacustres y fluviales destinados a servicios públicos y para la operación de programas públicos se asignaron cerca de 100 millones de pesos.

El funcionario electoral consideró que la partida para difusión de programas y actividades institucionales, que asciende a 62 millones de pesos, podría reducirse.

En congresos y convenciones, agregó, se destinarán 33 millones, así como 58 millones a investigación científica.

«Fue correcto lo que hizo la Cámara, que no es un recorte, sino una no asignación de lo solicitado, porque el INE hace una sobrepresupuestación en su propuesta del 2020, así que la realidad es que será fácil compensar esos mil millones.

«El INE no quiere salirse del guión que hemos venido haciendo y la realidad es otra, se debe cambiar, no ir con la inercia», expuso.

Planteó que el organismo también revise si es necesario tener 32 delegados –o encargados de juntas locales–, pues el número podría reducirse, ya que algunos se hacen cargo de estados con pocos distritos, como Tlaxcala, Aguascalientes o Nayarit.

Insistió en que los consejeros deben reducir sus sueldos, así como las prestaciones.

¡Participa con tu opinión!