Mariana Montes
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- El apoyo del Papa Francisco a las uniones civiles entre personas del mismo sexo muestran su preocupación por brindar misericordia y ternura, señaló ayer Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano.
“Lo que puedo decir es que, en línea de principios, ni el Papa ni nadie ha cambiado. Se sostienen los principios de siempre”, aclaró el Arzobispo de Monterrey.
“¿Qué es lo que hay en este momento en la Iglesia católica, a partir del Pontificado del Papa Francisco? Recordemos que el Papa ha puesto en el centro de su preocupación la misericordia y la ternura con todos”.
Por lo tanto, indicó, la Iglesia no puede estar de acuerdo con el maltrato de nadie, menos de hombres y mujeres que a lo largo de la historia han sido dañados, por lo que las declaraciones del Pontífice, incluidas en el documental “Francesco”, estrenado ayer en el Festival de Cine de Roma, son acordes a sus conocidas posturas de respeto, no agresión y diálogo.
“El Papa pide que estemos cerca de ellos, que no condenemos a nadie, ésa no es nuestra tarea”, agregó.
“Las leyes civiles las determinan los gobiernos, no la Iglesia católica. Lo que siempre hemos pedido es que las leyes cuiden los derechos de cada persona, sin meternos nosotros en la institución que debe ser creada o no por las autoridades civiles”.
Cabrera aclaró que basó su respuesta en lo que leyó en prensa, pues no ha visto el documental sobre Francisco. En el filme, el Papa expresa que las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia.
“Lo que tenemos que tener es una ley de unión civil. De esa manera están cubiertos legalmente”, asevera en la cinta.
Magisterio
Las palabras del Papa no cambian el magisterio de la Iglesia católica, según el cual el matrimonio es heterosexual, señaló en entrevista Luis Eugenio Espinosa, Doctor en Teología.
El experto expresó que, para la institución religiosa, existe una diferencia entre el matrimonio y la unión civil que existe independientemente de la Iglesia. Por lo tanto, señaló, los comentarios del Papa, dichos en referencia de la segunda, dejan sin alterar la postura oficial sobre la primera.
Las reacciones de los católicos, desde los laicos hasta los jerarcas, apuntó, dependen de sus opiniones.
“Lo que vemos es a un Papa que, para quienes lo conocemos, ha apoyado a los segmentos que llamaríamos más liberales que, a partir de la realidad humana, tratan de respetar al ser humano concreto”, apuntó.