Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas están haciendo un trabajo que compete a las autoridades, quienes quieren, pero no alcanzan a resolverlo, opinó el Cardenal Francisco Robles Ortega.
El Arzobispo de Guadalajara fue cuestionado sobre su postura acerca de la nueva jornada de localización que encabezan las agrupaciones Madres Buscadoras de Sonora, Jóvenes Buscadores de Jalisco, Todos Somos Carey Franco y Más Uno Igual a Todos, en Tlajomulco y Tlaquepaque.
Calificó la experiencia de las participantes como «dolorosa» y que, aunque no les corresponde, están garantizando derechos humanos donde los gobiernos fallan.
«Todas estas situaciones penosas, dolorosas, que tienen que ver con la garantía de la vida humana, de las personas, de sus bienes, tiene que ser, como se dice, garantizados por quien corresponde, en este caso las autoridades.
«Entonces es una iniciativa muy buena, muy dolorosa, pero que la ciudadanía está en su derecho de hacer esa actividad que correspondería en sí a las autoridades», declaró.
Robles Ortega comentó que los tres niveles de gobierno no pueden resolver la crisis; sin embargo, les observa buenas intenciones.
«Yo tengo la impresión de que las autoridades tienen la voluntad, tienen el propósito de responder a esta emergencia que estamos viviendo en ese sentido, pero tal vez en algún momento se sientan rebasados, porque el fenómeno es muy extendido y doloroso», subrayó.

¡Participa con tu opinión!