Además de las pérdidas que generan los apagones al sector productivo, tanto de la rama industrial como del comercio, se tiene el pendiente de evitar el vandalismo que también propicia daños para el regular suministro de energía eléctrica en algunos sectores, y con ello parálisis en algunas empresas, como ahora ocurre en las instaladas en el Parque Industrial de Logística Automotriz.

El secretario de Desarrollo Económico, Manuel Alejandro González Martínez, dio a conocer que actos vandálicos que afectaron a la infraestructura eléctrica que abastece al PILA, dejaron sin luz desde el domingo pasado y todavía hasta ayer, a las siete industrias japonesas instaladas en esa zona, mismas que se vieron obligadas a tener paros técnicos en parte de su personal operativo.

Ante esto, la Sedec ha solicitado a la Comisión Federal de Electricidad, pronta solución al problema, que si bien no fue por deficiencias en la paraestatal, sí urge su atención para que el proceso de producción, permita trabajar a la industria de logística automotriz y haya las menos afectaciones económicas posibles, pues hay personal que ha parado y la producción se detuvo.

Si bien, dijo, en el estado se tiene una buena infraestructura en materia eléctrica, lo que permite que la CFE brinde el abasto suficiente, resulta lamentable que por fallas técnicas y vandalismo, se sufran constantes apagones en distintos puntos de la ciudad.

Hay una preocupación real, dijo, por parte de industriales y comerciantes, quienes han pedido el apoyo para exigir a la CFE una pronta respuesta cuando se presentan las fallas, pero también se busca la manera de coadyuvar con la dependencia para que haya menos afectación en la actividad productiva.

Actualmente se tiene un nuevo superintendente en la CFE, con quien la administración estatal ha mostrado la disposición de trabajar a fin de que se atiendan de manera oportuna las fallas en el suministro de energía.