Conductores de transporte colectivo foráneo demandan mejoras en sus condiciones laborales y prestaciones. Reportan la carencia de servicios básicos en terminales, tales como la falta de agua en los baños, además de la ausencia de beneficios laborales cruciales como seguros y seguridad social. Subrayan la importancia de contar con seguros que protejan tanto a los trabajadores como a los pasajeros, dada la naturaleza de riesgo de su trabajo. Critican la insuficiencia de infraestructura adecuada y de beneficios por parte de los concesionarios, situación que les dificulta proyectar un retiro digno.
Adicionalmente, manifiestan su inquietud respecto a la rentabilidad de las tarifas vigentes, considerando los pagos diarios a los propietarios de las concesiones y las variaciones en la demanda. Frente a la potencial elevación de tarifas en marzo, instan a que cualquier decisión se adopte de manera conjunta, con el fin de garantizar una repartición justa de las ganancias y prevenir desacuerdos que impacten negativamente más a los conductores que a los dueños de las concesiones.
Este llamado a mejorar las condiciones laborales subraya la necesidad urgente de implementar medidas que promuevan un entorno de trabajo justo, seguro y con beneficios para los operadores del transporte colectivo foráneo.