Nallely Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Dejar de pagar hasta 80 mil pesos por sesión a cada consejero que participe en las reuniones de Consejo del Infonavit, es una propuesta que confrontó ayer a integrantes del Gobierno federal con representantes patronales y laborales.
Ayer, durante la sesión del Consejo de Administración del Instituto de Vivienda, se planteó una iniciativa avalada por la Secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), del Trabajo (STPS), de Hacienda (SHCP) y otras, para que a más tardar en diciembre se establezca que la participación en el Consejo del Instituto sea bajo cargo honorífico y no se pague por ello.
La propuesta provocó diferencias en la 121 Asamblea General Extraordinaria del Infonavit, que se celebró virtualmente y en la que participaron integrantes laborales, patronales y de Gobierno.
En el encuentro, Luisa María Alcalde, titular de STPS, afirmó que no es justo para los derechohabientes que haya consejeros que reciban hasta 80 mil pesos por participar en sesiones de consejo.
“Se ha venido aumentando este monto y si bien hubo ajustes en abril o mayo de este año, para el caso de los suplentes, y algunas otras modificaciones, lo cierto es que todavía tenemos una deuda pendiente con los trabajadores.
“Ya quisiera cualquiera trabajador que aporta al Fondo de Vivienda recibir estos montos de más de 80 mil pesos por cada uno de las reuniones de consejo que se realizan, esto debe ser de manera muy transparente”, acusó.
Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y presidente de la Asamblea, consideró que la decisión de prescindir del pago debe ser tomada en lo individual y no por una orden, ya que el pago está permitido dentro de la ley.
“Yo puedo tomar una decisión personal, no por otras personas que están en la condición que usted nombra y que han estado así durante mucho tiempo, no quiere decir que eso esté bien, pero tampoco que esté mal”, replicó el líder sindical.
Aceves del Olmo pidió evitar su uso político y que no se haga ver a los consejeros como “los villanos” que se enriquecen con recursos del Instituto, impidiendo que trabajadores tengan un crédito.
“Esto es una decisión política y no lo veo de otra forma”, acusó.
De acuerdo con su legislación, el Infonavit tiene un Consejo de Administración conformado por representantes del sector laboral, patronal y de Gobierno.
El Consejo se conforma por 10 representantes laborales, 10 más de Gobierno y 9 empresarios, quienes sesionan al menos una vez por mes.