La responsable estatal del Programa de Igualdad de Género en Salud del ISSEA, Karen Mendoza Chávez, señaló que, ante la posibilidad de que al interior de la Institución y de la infraestructura restante que conforma el sector salud se den situaciones de violencia, que por miedo o temor a represalias, las mujeres no se atreven a denunciarlas, se creó un mecanismo que garantice el anonimato.
En una primera etapa, fueron instalados dos buzones en las oficinas centrales de la dependencia para que las mujeres que se sientan agredidas puedan informar de estas circunstancias con toda libertad, asegurándoles el seguimiento eficaz que se les dará a su caso.
El procedimiento normal es que la trabajadora presente una queja ante su jefe o jefa inmediata y, de no haber respuesta, puede acudir, precisamente, a la Unidad de Violencia de Género.
Como no se han registrado denuncias en tal sentido, pudiera pensarse que no se da el acoso laboral y sexual, sin embargo, como no hay certeza de ello, se implementó tal mecanismo, cuyo funcionamiento habrá de valorarse cuando se cumpla el primer mes, aunque diariamente se revisarán los buzones.
Existe el compromiso de dar seguimiento a cada denuncia que se presente para que las mujeres tengan la certeza de que son valoradas y los responsables de la violencia contra ellas sean sancionados conforme a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.
Karen Mendoza dijo que estas acciones son parte de la implementación de una política de igualdad de género; se pretende instalar buzones tanto en los centros de salud, como en los nosocomios. Próximamente, esto se hará en dos de ellos.
En dichos buzones, trabajadores de la salud, sin importar su género, pueden presentar su denuncia formal sobre algún tipo de acoso laboral o agresión sexual, lo que indica que los hombres también pueden quejarse, de darse el caso.
Las víctimas serán escuchadas y respaldadas por un equipo de profesionales que darán un acompañamiento integral a su caso.
Asimismo, se impartirán talleres para sensibilizar al personal sobre la importancia de hacer visibles las conductas inadecuadas.