Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró ayer que la reforma al sistema de pensiones busca que 40 mil millones de pesos no reclamados, de los Fondos de Ahorro para el Retiro, pasen a un nuevo Fondo de Pensiones para el Bienestar y evitar que el dinero sea «sudado» o aprovechado por las Afores.
El Mandatario fue cuestionado sobre la polémica iniciativa impulsada por diputados federales de Morena.
Para responder, AMLO salió en defensa de su propio proyecto, que envió desde el pasado 5 de febrero y que ya contemplaba como fuente de financiamiento del Fondo a los recursos prescritos.
«Queremos que quede en la Ley que los recursos remanentes no reclamados pasen al Fondo (de Pensiones para el Bienestar) y va a quedar una reserva para que si pasa el tiempo y un trabajador lo reclama, se le entregue.
«Pero no dejar los fondos en las Afores, porque ahí están sudando el dinero o puede quedarse en definitiva en las Afores», dijo.
-¿De cuánto es el fondo?, se le preguntó.
«Se hace un cálculo de 40 mil millones. Estoy hablando de lo que no está reclamado. Entonces no todo, sino una parte, porque hay que dejar una reserva, porque si alguien presente una denuncia, un familiar, se le tiene que entregar», respondió.
«Estamos proponiendo este fondo compensatorio para que todo el que se jubile reciba su salario completo, es algo bueno, pero a estos no sé qué les está pasando», señaló en referencia a quienes cuestionan la reforma.
«Es que cobran comisiones», soltó el vocero presidencial, Jesús Ramírez Cuevas.
«Sí, comisiones e intereses, porque ellos tienen el dinero y entonces sudan ese dinero y ¡cómo está la tasa de interés!», respondió AMLO.
Desde hace más de dos meses, el Presidente propuso una reforma al sistema de pensiones para crear un fondo compensatorio que permita incrementar los montos que cobrarán los trabajadores afectados por la reforma aprobada en 1997.
En esa iniciativa se establecen varias fuentes de financiamiento para el nuevo Fondo de Pensiones para el Bienestar, incluidos los recursos de la subcuenta de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez del IMSS y de la subcuenta de vivienda del Infonavit «no cobrados en 10 años y que se encuentran prescritos».
Ayer, en Palacio Nacional, el Mandatario explicó que el Fondo quedaría en manos del Banco de México.
Al hablar sobre la reciente polémica por la iniciativa de Morena en San Lázaro, el Jefe del Ejecutivo advirtió que se busca manipular el tema.
Recordó que, a pesar de que la legislación vigente ya obliga a entregar al IMSS los recursos no reclamados, las Afores han incumplido.
López Obrador afirmó que el dinero de las Afores no se tocará, sino que se protegerá, por lo que pidió a los trabajadores que no tengan temor.