Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Ayuntamiento de San Miguel Allende, Guanajuato, encabezado por el priista Mauricio Trejo Pureco, presentó, a través un despacho externo, 31 denuncias en contra de los hermanos Luis Alberto y Ricardo Villarreal, ambos ex Alcaldes panistas, por presuntos fraudes que suman casi 170 millones de pesos.
En conferencia, el priista detalló que las denuncias son en materia inmobiliaria, por la contratación de un software de seguridad y por la falsa compra de vacunas contra el Covid-19.
«Estos hechos pueden caer en los delitos de lavado de dinero, actuación con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa, daño patrimonial y abuso de autoridad. Este es solamente la punta del iceberg, es el principio de los muchos casos que tenemos investigados y documentados de las presuntas ilegalidades cometidas», afirmó.
El abogado Pablo González Sierra, de la firma «González, Sierra, Arredondo y Sujo», explicó que 29 de las 31 denuncias presentadas ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción son por fraudes inmobiliarios durante la gestión de Luis Alberto Villarreal (2018-2021).
Indicó que en este caso, el mecanismo para desviar recursos fue la venta de predios propiedad del Ayuntamiento a menores precios, así como el intercambio de terrenos y la donación de fraccionamientos en lugares prohibidos o sin utilidad pública.
En esa misma Administración, agregó, se destinaron 16 millones de pesos para comprar vacunas contra el Covid-19, cuando el Gobierno federal limitó ese servicio sólo a la Secretaría de Salud, «lo que configura un desfalco, pues nunca se indicó una modificación presupuestal para destinarlo».
«Es simplemente cuestión de recordar que en ese momento Luis Alberto Villarreal dijo iba a destinar 16 millones para compra de vacunas, lo cierto es que el primero de septiembre de 2021 hubo otro movimiento, fue de disminución y al día de hoy esa cuenta catastral está en cero sin que haya habido compra de vacunas», dijo González Sierra.
Finalmente, en el caso del programa de seguridad, el abogado acusó que su compra, por parte del Gobierno de Ricardo Villarreal (2015-2018), se hizo sin licitación de por medio a la empresa Vens Consultores.
«Compraron un software incompatible que nunca pudo trabajar con la Secretaría de Seguridad, que no se tiene registro alguno que haya funcionado, hicieron una adjudicación directa con la que se llevaron 15 millones de pesos con Ricardo Villarreal», acusó.
Trejo Pureco aseguró que todas las denuncias se presentaron ayer y en días pasados, y rechazó que se traten de revanchismo político. También informó que se tienen detectados a otros siete funcionarios que participaron directamente en los presuntos ilícitos.
Los hermanos Villarreal se han visto envueltos en diversas polémicas, la más recordada es la de Luis Alberto, quien como coordinador de los diputados del PAN en la 62 Legislatura, en el primer trienio del Gobierno de Enrique Peña Nieto, fue señalado por operar «los moches» para los legisladores, en la aprobación del Presupuesto.

¡Participa con tu opinión!