Miguel Domínguez
Agencia Reforma

MCALLEN, Texas, EU.-Luego de casi 20 meses de cierre fronterizo, las largas filas de visitantes mexicanos, entre ellos de Nuevo León, reaparecieron ayer en tiendas de esta ciudad texana, pero en busca de vacunas antiCovid, en especial para sus hijos.
En grandes tiendas, como Walmart y HEB, los mexicanos no sólo realizan compras sino que también pueden acceder a las vacunas para niños a partir de los 5 años de edad sin ningún costo ni previa cita, sólo llenando un breve formulario.
La inmunización de menores, que el Gobierno federal de México aún no contempla en su programa de vacunación, salvo para niños con comorbilidades, ha sido promocionada por autoridades texanas para impulsar el regreso de los mexicanos.
«Sabíamos que podían vacunarse los menores y me traje a mi hija», dijo Ramiro Garza, de Monterrey. «Todo muy bien. Muchas facilidades».
A diferencia de hace una semana, cuando se reabrió la frontera terrestre a los compradores, la Plaza Mall y otros espacios comerciales tuvieron un buen flujo de mexicanos, aunque todavía sin llegar a las aglomeraciones.
Comerciantes se declararon satisfechos por la cantidad y señalaron que prevén, a partir de las ofertas del Viernes Negro y del Día de Acción de Gracias, del 25 de noviembre, que más mexicanos viajen de compras.

¡Participa con tu opinión!