Al revelar que los once ayuntamientos cotizan a sus trabajadores de base con un 30% del salario real pagado y que el Gobierno del Estado reporta un 65%, el director del ISSSSPEA, Arturo González Estrada, anunció una iniciativa de ley que se presentará al Congreso del Estado para que los patrones incrementen a un 70% el sueldo base de cotización, de manera solidaria y responsable, a fin de que tengan una vejez digna.

Hoy en día, el ISSSSPEA cuenta con reservas financieras hasta por cien años para pagar las pensiones de los jubilados del sector público que ahora suman 4 mil 600. Sin embargo, existe el enorme reto de mejorar el nivel salarial de las pensiones, porque hoy en día casi 3 mil 800 trabajadores reciben menos de cinco mil pesos mensuales.

Aseveró que este problema sucede porque las dependencias cotizan a sus trabajadores de base con un salario menor al que realmente ganan. “Los ayuntamientos los reportan con un 30% y el Gobierno del Estado en un 65%. En los trabajadores de confianza se registra un mayor rezago, ya que existen aéreas con apenas una cotización del 20%”, precisó.

Por ello se presentará una iniciativa de ley al Congreso del Estado para que los patrones incrementen el sueldo base de cotización, de manera solidaria y responsable, a fin de que los trabajadores después de 28 años de servicio puedan tener una vejez con dignidad.

Se busca que reciban el 60% para los trabajadores de confianza y el 70% del sueldo bruto como mínimo los trabajadores de base, esto representa prácticamente el 85% del último sueldo neto real que la persona recibe. Ello se logrará mediante el incremento de las aportaciones por parte de cada uno de los ayuntamientos del estado, con quienes se ha estado dialogando en lo individual para lograr acuerdos reales y aplicables a partir del 2018.

Se cuenta con una población derechohabiente activa de 19 mil 250 trabajadores del servicio público estatal y municipal, junto con los organismos descentralizados y autónomos; aparte de que suman 4 mil 600 los jubilados, con lo que este año ha subido el padrón rápidamente en más de 500 personas.

En un periodo de 25 años se prevé que la pirámide de trabajadores y jubilados se habrá emparejado, pero por fortuna existe un estudio actuarial que permite año tras año medir el estado de las finanzas en materia de las pensiones y actualmente existen recursos suficientes para una reserva en los próximos cien años que abarcará a varias generaciones.

Este logro responde al trabajo de varias administraciones en el ISSSSPEA, quienes han realizado varias modificaciones a la ley de pensiones, donde uno de los temas que más impactan a los recursos de pensiones son los años laborables para la separación del cargo, así como la edad en que se jubilan las personas, puntualizó.