Jessika Becerra 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Jul.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prepara una regulación específica para inhibir el robo de identidad, según un anteproyecto que ingresó a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer).
En 2016, el robo de identidad representó pérdidas de 407 millones de pesos para los bancos.
Por ello, el anteproyecto establece 11 nuevos mecanismos para que las instituciones financieras identifiquen plenamente a quienes solicitan créditos y otros servicios.
Entre ello, según el documento, las instituciones deberán corroborar la identidad de sus posibles clientes en el Instituto Nacional Electoral (INE), verificarlos de forma presencial con sus potenciales usuarios y presentar la forma en que realizarán este protocolo a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para que lo apruebe.
Asimismo, las instituciones tendrán que cotejar la coincidencia de los documentos de identificación que presenten sus clientes con la información que reside en sus propios registros.
Destaca que deberán notificar a sus clientes de cualquier contratación de productos o servicios o la ejecución de operaciones que se realicen a su nombre, de activación de tarjetas de débito o crédito y fortalecer los procedimientos internos de verificación y actualización de datos.
La CNBV deberá aprobar mecanismos para la conformación de una base de datos de huellas dactilares o de cualquier otro dato biométrico propios de las instituciones que decidan usarlos para identificar a sus usuarios o clientes potenciales.
Las disposiciones también precisarán el proceso a seguir para contrataciones remotas de servicios de banca electrónica y en la clasificación de cuentas activas, inactivas y con saldo sin movimiento.
El anteproyecto señala que la normatividad hoy vigente para prevenir el robo de identidad resulta insuficiente porque no prevé acciones de verificación de los documentos de identificación.
Tampoco se contemplan funciones y obligaciones claramente delimitadas para los órganos internos de las instituciones de crédito en materia de control interno relativas a inhibir la suplantación de identidad.
Respecto a la verificación de datos con el INE, las instituciones tendrán que pagar por los servicios que les preste este organismo, quien les cobraría por el servicio de verificación con base en el número de operaciones mensuales que realicen por minuto, que van de 10 mil pesos por año (250 verificaciones por mes, con independencia de las que se hagan cada minuto) a 4.2 millones de pesos anuales (720 verificaciones por minuto cada mes).