Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Actores políticos del PAN cuestionaron el liderazgo de su dirigente, Marko Cortés, después del descalabro electoral del pasado 2 de junio.
La ex senadora Adriana Dávila advirtió que el panismo no debe permitir que el dirigente reproduzca en el seno de Acción Nacional una «entrega de bastón de mando» en favor de su amigo, el diputado federal Jorge Romero.
«Marko Cortés pretende una entrega de bastón de mando: es una reedición interna de lo que vimos con López Obrador», señaló en entrevista.
Además cuestionó el papel no solo de Marko Cortés, sino también de Alejandro Moreno, del PRI, y de Jesús Zambrano, del PRD, por su conducción durante la campaña de Xóchitl Gálvez.
Arne Aus den Ruthen, ex colaborador de Xóchitl Gálvez, exigió la renuncia del dirigente panista.
El senador Damián Zepeda, aspirante junto con Romero y Adriana Dávila a suceder a Marko Cortés, afirmó que el PAN «se reinventa o se muere».
«Lo que acabamos de ver es un terremoto electoral. Para el PAN, me parece que fue una elección durísima con un resultado catastrófico que creo que no se ha terminado de dimensionar. Sólo cuatro estados tendrán más de dos diputados federales», planteó.
«Hay que entender el tamaño del mensaje del ciudadano y actuar en consecuencia: el PAN o se reinventa o se muere políticamente como opción posible de futuro. Y si no quieren ver eso, están destinados a pasar a la intrascendencia política», resumió.