El secretario de Seguridad Pública Estatal, Manuel Alonso García, afirmó que no se permitirán “manzanas podridas” en las corporaciones de seguridad, aunque dijo que por el momento no se tienen identificados elementos que estén involucrados con la delincuencia organizada.
Tras los hechos violentos registrados la semana pasada, el titular de la seguridad en el estado señaló en rueda de prensa que estos casos derivan de la actuación policial en el combate al narcomenudeo y la corporación estatal no se echará para atrás en “días difíciles” para combatir a los grupos criminales.
“En los últimos años hemos venido mejorando el desarrollo profesional de nuestros elementos, estamos al pendiente de los controles internos, nosotros depuramos todos los días. Esperemos que no haya una vinculación, no tengo datos de que haya algún mal elemento en la actual administración”, enfatizó.
Alonso García señaló que la incidencia delictiva está a la baja, al referir que en el año 2019 supera en cerca de un 40% la incidencia en diversos delitos, respecto a las cifras registradas en la actual administración.
Indicó que anteriormente no se realizaban detenciones de quienes cometían actos de violencia en la entidad, mientras que en la actualidad se han logrado detenciones, con un trabajo coordinado entre la Policía Estatal y la Fiscalía del Estado.
Resaltó que la actuación conjunta de ambas corporaciones ha generado buenos resultados, luego de que históricamente no hubiera un trabajo coordinado entre la instancia investigadora y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.
Defendió que en años recientes no se desarticulaban bandas criminales, como sí está ocurriendo en reacción a quienes cometen homicidios dolosos, cuyos indicadores están registrando una problemática a nivel nacional a causa del consumo de drogas.