Iris Mabel Velazquez Oronzor
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer se reunió esta tarde con inconformes por el desabasto de medicamentos. Éstos calificaron el encuentro con infructuoso, sin compromisos claros, ni acuerdos.

Para empezar, contó la representante legal de padres y madres con hijos con cáncer, Andrea Rocha, cerca de 54 personas buscaban reunirse con el funcionario, pero solo se permitió entrar a 2: a ella y a la señora Miriam Espinosa, proveniente de Zamora, Michoacán.

En entrevista con REFORMA consideró que esto fue injusto, puesto que algunos viajaron de otros estados de la República para exponer su problemática al Secretario.

«Se supone que todos venimos a manifestarnos, pero dijimos, ‘bueno, hay que entrar para ver que si realmente está'», dijo al señalar que se tenía la expectativa sobre si realmente Alcocer estaría en la reunión.

«Entramos y sí estaba y ahí en la reunión Miriam empezó a decir lo que está pasando en su clínica y el desabasto. Bajo esta situación, el Secretario dijo ‘pásame tu lista (de medicamentos) y con todo gusto, lo atiendo aquí'», expuso.

A partir de entonces, apuntó, la reunión se tornó tensa debido a los reclamos de la abogada para que se dimensionara el problema a nivel nacional.

«Yo sí le dije al Secretario ‘oiga Secretario, hay pacientes de Mérida, de Oaxaca y que lamentablemente no pudieron entrar, ¿cómo va a garantizar el abasto de ellos?’ y él me dijo ‘como le hicimos con los niños con cáncer, porque con los niños con cáncer ya no hay desabasto.

«Y le digo, ‘no, no nos equivoquemos, Secretario, yo tengo una señora de nombre Lorena en Nuevo León que lleva ya prácticamente 4 años que ella ha estado costeando los tratamientos de su hijo’ y se enojaron cuando les empecé a decir eso», relató.

Según la defensora Rocha, le pidió a Jorge Alcocer que no negara el desabasto, al recordarle que tan solo ella, una defensora legal ha promovido 230 amparos para garantizar el suministro de medicamentos en pacientes pediátricos.

«Y me dijo ‘los amparos no funcionan, y le dije ‘claro que sí funcionan, no se equivoque si funcionan porque es una orden de un juez, y ustedes la tienen que acatar y los pacientes que yo represento les pueden dar los testimonios reales», agregó.

De acuerdo con la entrevistada, el titular de Salud Federal le aseveró que había hablado con otros padres de familia y le negaron el desabasto.

«Pero nosotros estamos de este lado, le dije. Estamos trayendo a los pacientes reales y sí tenemos desabasto», añadió.

Al preguntarle por acuerdos, indicó que ni entregaron compromisos por escritos solo la promesa de palabra de que vería qué pasa con el abasto en Zamora, Michoacán sobre medicamentos oncológicos.

«Miriam le entregó su lista de quimioterapia y mencionó que iban a estar en contacto con ella para lo del tema de sus quimios, pero yo sí le insistí ‘¿qué va a pasar con las demás pacientes, o no me diga que a cada que haya desabasto o una protesta o qué (nos va a atender).

«Y me dijo que no que ellos están trabajando porque el sistema de salud funcione y que esté de lo mejor, lo cual es completamente, desde mi punto de vista, falso porque el desabasto lo seguimos viviendo y lo siguen padeciendo muchos pacientes», aseveró.

Afuera, dijo, se quedaron 45 pacientes o familiares de Michoacán, 4 del Estado de México, 2 de Puebla, 2 de Monterrey y una señora de nombre María Eduarda. Que se retiraron al ver que no entrarían a la reunión.

De Palacio Nacional salieron con el número de un doctor del IMSS para atender el caso de Miriam y al considerar que no hubo respuestas, amagaron con nuevas protestas y amparos.

«No sé si las reuniones con ese tipo de atención solamente se realizan cuando realizas una protesta, le pasas la lista y te esperas a ver qué sucede después», externó.