Frente a la publicación del protocolo en contra de la mendicidad infantil, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal comenzó a integrar su grupo interdisciplinario al ser facultado para intervenir y canalizar a los menores de edad en condiciones de riesgo en la vía pública, informó el comandante Antonio Martínez Romo.

De hecho, el titular de la corporación adelantó que se comenzaron a ubicar los lugares donde los infantes se acercan a trabajar en las calles, y ciertamente se deberá tener mucho cuidado en la aplicación del protocolo y las leyes, porque los menores pueden incurrir en faltas administrativas, en inseguridad pública o en la corrupción de menores que es un asunto penal.

Por ese motivo, los equipos de trabajo interdisciplinarios estarán acompañados por trabajadores sociales, elementos policiacos, se pedirá la asistencia de personal de la Comisión de Derechos Humanos, y de esta manera se haga la intervención y la canalización a la institución que corresponda para las investigaciones pertinentes.

Indicó que los trabajadores sociales se encargarán del primer contacto con el menor para saber si están trabajando junto con su familia o bien con gente ajena a ellos, lo que se podría traducir en el concepto de corrupción de menores, es decir determinar si hay alguna falta o un delito.

Hasta el momento se tienen identificados cinco puntos con alta presencia de infantes en los cruceros como el tercer anillo y Gerónimo de la Cueva, avenida Juan Pablo II y salida a Calvillo, avenida Tecnológico y López Mateos, Alameda y avenida Tecnológico, y avenida Universidad y Convención.

En una semana más se estima que ya habrá resultados fehacientes derivado de la aplicación de este protocolo en contra de la mendicidad infantil en el municipio de Aguascalientes.

“Se tiene perfectamente claro que hay niños trabajando en los cruceros vendiendo golosinas y se acercan a los automóviles, otros traen franelas para limpiar los parabrisas, y otros infantes apenas alcanzan el espejo retrovisor y a cambio piden la moneda”, informó el titular de la SSPM.

Ante ello se observará si los niños que trabajan forman parte de una familia que trata de sobrevivir económicamente, o en su caso son adultos que andan utilizando a los menores de edad para verse beneficiados económicamente. Ahí interviene el área de trabajo social para que no se sienta como algo represivo si lo hiciera la fuerza pública, aunque ese personal estará acompañado de la policía.