Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El relajamiento de las medidas de sana distancia pese a que la fase tres de la epidemia de covid-19 está muy cerca y la restricción de movilidad en municipios con alta transmisión fueron de las principales temas que se abordaron ayer en la reunión del consejo de Salubridad General.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud advirtió en conferencia que el País aún no está en fase de salida de la epidemia, ni siquiera en la fase de reducción de casos.

Por el contrario, enfatizó que México se encuentra en la etapa de máxima velocidad de ascenso de la epidemia.

“Uno de los señalamientos que hicieron varios de los vocales del consejo fue su preocupación por este relajamiento de las medidas de sana distancia”, dijo.

“Quien lo dijo con considerable énfasis fue Zoé Robledo -director del iMSS-, quien es vocal titular del consejo, y todos estuvimos de acuerdo en que es muy importante no perder de vista que la Jornada Nacional de Sana Distancia se ha extendido”.

 López-Gatell aseguró que también se puso a consideración del consejo la propuesta de segmentar la movilidad para evitar que personas que residen en un municipio de mayor transmisión se trasladen a un municipio de menor transmisión o viceversa.

“Porque después del regreso van a propagar la enfermedad”, alertó.

“Al consejo se le ha propuesto esto y se le ha propuesto como un acuerdo que la Secretaría de Salud establecerá los lineamientos de carácter general de la metodología de esta segmentación y que corresponderá a las autoridades estatales de salud la implementación específica y la vigilancia del cumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria que ha planteado la autoridad federal”.

El funcionario precisó que la fase tres depende de varios factores y no sólo del número de casos.

“Depende de la dispersión comunitaria y estos brotes comunitarios, también cuando existe confluencia de estos brotes y empieza a haber una transmisión sostenida en distintas regiones del País.

“En general los casos se cuentan por miles, cuando ya los regionalizamos vemos este patrón donde hay un fenómeno de transmisión que se sostiene por sí mismo entre las comunidades”, enfatizó López-Gatell.