El Ayuntamiento de Aguascalientes participará en el XVIII Encuentro Iberoamericano de Valoración y Gestión de Cementerios Patrimoniales, a fin de dar a conocer el trabajo que desde hace más de 15 años se realiza en los panteones más antiguos de la capital del estado, lugar que concentra un gran acervo artístico y cultural.

Héctor Eduardo Anaya Pérez, secretario de Servicios Públicos, informó que se trabaja de manera coordinada con la Comisión de Parques, Jardines y Panteones del Ayuntamiento de Aguascalientes, para que los cementerios sean declarados como zonas de monumentos históricos.

El arquitecto Giovani Guerrero Ramos, coordinador de Proyectos de la Secretaría de Servicios Públicos, representará al municipio de Aguascalientes en el mencionado Encuentro, al impartir la conferencia “Programas turísticos y culturales en los cementerios de Aguascalientes. Una nueva manera de percibir el espacio funerario”, del 6 al 10 de noviembre, en Montevideo, Uruguay.

Héctor Eduardo Anaya Pérez informó que a los cementerios hay que considerarlos como museos al aire libre, sirven como documentos históricos para conocer más el pasado y la identidad de la sociedad. Son espacios que merecen ser preservados para las futuras generaciones, como es el caso de los panteones La Cruz, Los Ángeles y La Salud.

De acuerdo a la información proporcionada por el comité organizador del evento, fueron 200 los trabajos enviados desde 17 países, entre diversas naciones de América Latina y Europa. El trabajo enviado por el Municipio de Aguascalientes, finalmente, fue uno de los seleccionados para exponerse.

De 200 investigaciones presentadas, se seleccionaron 150, de los cuales 18 son de nuestro país y sólo uno de Aguascalientes, hecho que enorgullece, pues también se pertenece a la Red de Cementerios Patrimoniales del Centro de México con sede en Aguascalientes, y que también recibirá un reconocimiento en el mismo evento, explicó el funcionario.

En su oportunidad, Giovani Guerrero Ramos refirió que los cementerios son espacios sacralizados, muy valorados por la sociedad mexicana, al resguardar en la memoria colectiva el esfuerzo de aquellos que han forjado el mundo en el que vivimos ahora, fieles testigos físicos de las personas ausentes.

“La muerte, como un acontecimiento inevitable, sirve para pensar en la brevedad de la vida, y en estos programas realizados por la Secretaría de Servicios Públicos se busca hacer conciencia en la población acerca de la importancia de dejar un legado a la sociedad que nos precederá y a no temer a la vida, pues curiosamente no se tiene miedo a morir, sino a vivir”, concluyó el arquitecto.