El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Raúl González Alonso, manifestó que existe la posibilidad de que miembros de la iniciativa privada consideren ampararse contra el cobro del Sistema Integral de Iluminación Municipal, antes Derecho de Alumbrado Público, sin embargo, habrá que esperar a que llegue el primer recibo con esa inclusión para que se tome la determinación.

Lo cierto, dijo, es que el sistema de alumbrado público municipal es deficiente, pues no está en las mejores condiciones, por lo que el cobro que se ha venido aplicando por ese servicio no se ve reflejado, pues debería suponerse que los recursos se tendrían que enfocar a “retornarle a la sociedad mejores condiciones, con el pago que realizan de sus impuestos”.

En general varias calles de la ciudad se encuentran en condiciones desafortunadas, por lo que sería indispensable que la autoridad pusiera más atención en cumplir con la calidad prometida, antes de pensar en un nuevo impuesto que ya con antelación habría sido declarado inconstitucional por la Suprema Corte.

Pero ahora, “si el SIIM está etiquetado para un fin determinado, es necesario buscar la manera de resolver los requerimientos en los servicios que demanda la ciudadanía”, y si se trata de alumbrado público, también atender este servicio que no está en las mejores condiciones.

Indicó que pudiera haber algunos empresarios que tal vez consideren recurrir al amparo ante este gravamen que sólo ha cambiado de nombre, pues hay antecedentes de que hay industrias que así lo hacen, pero tal vez sean aquellos que en su actividad productiva necesiten de un alto consumo de energía.

Por eso es que tendrían que esperar a recibir el primer recibo de cobro del año por parte de la CFE en el que se integre el llamado SIIM, a fin de que se pueda definir si representa una carga impositiva alta, pues aunque se trate del mismo DAP sólo con otro nombre, debe ser analizada la situación y la afectación económica que pudiera significar.

Como organismo, el Consejo Coordinador Empresarial no ha considerado emprender alguna acción legal en conjunto en contra del SIIM, pero será cada empresario el que determine cómo actuará en torno a este impuesto, aunque lo que sí se atrevió a afirmar, es que el servicio de alumbrado público que se brinda en Aguascalientes deja todavía mucho qué desear.